CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Pedro Sánchez anuncia mayor control del CNI y la reforma de la ley de secretos oficiales

El presidente del Gobierno ha comparecido en el Congreso para dar explicaciones por el "caso Pegasus" sobre espionaje a políticos. Unas explicaciones que no han convencido ni a la oposición ni a sus socios parlamentarios.

CANAL SUR MEDIA 26 May 2022

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este jueves una reforma de la ley reguladora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para aumentar su control, así como una nueva ley de secretos oficiales que sustituya a la vigente, del año 1968.

Sánchez ha hecho estos anuncios en el Congreso durante su comparecencia para dar cuenta del 'caso Pegasus' de espionaje, donde ha reivindicado el sistema que rige el funcionamiento de los servicios de inteligencia pero ha adelantado su voluntad de aprobar "avances normativos" acompañados de "mayores compromisos presupuestarios".

En este sentido, ha anunciado una "adaptación" de la ley que regula el CNI, del año 2002, para adaptarla a los nuevos retos, sobre todo los derivados de las nuevas tecnologías, "mientras sigue cumpliendo su misión de servicios a la seguridad nacional y defensa de los intereses nacionales y el ordenamiento constitucional". Se trata, según ha apuntado, de mecanismos de control democrático.

Además, ha vuelto a prometer la reforma de la ley de secretos oficiales, ya incluida en los planes normativos del Gobierno de los dos últimos años. Sánchez ha asumido que esta medida es "fundamental e impostergable" para adaptar la norma a "los principios democráticos, constitucionales y los mejores y mayores estándares internacionales".

En su comparecencia, Sánchez ha defendido la legalidad de todas las actuaciones del CNI y ha asegurado que España cuenta con una legislación "garantista" para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos, con controles políticos, económicos y judiciales de los servicios de inteligencia.

"El CNI se rige por la ley, su intervención está en todo momento alineada por la Constitución", ha insistido subrayando que el sistema español es "incluso más garantista" que el de otros países similares, permitiendo un "equilibrio" entre los derechos de los ciudadanos y la "lógica" defensa de la seguridad nacional. 

Pese a todo, ha apostado por "avances normativos" para el CNI, además de un aumento de su presupuesto, para seguir las recomendaciones del Defensor del Pueblo. "Reforzar las garantías de control a la vez que poder asegurar el máximo respeto por los derechos individuales y políticos de las personas", ha apuntado.

El objetivo del Gobierno, según ha dicho el jefe del Ejecutivo, es trabajar para "renovar la seguridad y blindarla lo máximo posible en el futuro", aumentando las capacidades de los servicios de inteligencia españoles frente a otros servicios de inteligencia "hostiles", especialmente en el ámbito del ciberespacio.

También ha celebrado la constitución de la Comisión de Gastos Reservados del Congreso para que la directora del CNI pueda acudir "con normalidad" y dar cuenta de su actuación, aunque sin citar en ningún momento la destitución de Paz Esteban al frente de los servicios de inteligencia después de haber comparecido en el Parlamento.

REACCIONES 

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha preguntado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, si el hackeo a su móvil mediante el programa de ciberespionaje Pegasus le ata "de pies y manos", si se conocerá algún día "qué agente externo" fue responsable del ataque y si lo están investigando.
En el pleno monográfico en el que el jefe del Ejecutivo ha comparecido para ofrecer explicaciones sobre el espionaje a políticos, el PP ha anunciado que pedirá la convocatoria de la comisión de gastos reservados para que se facilite información sobre el espionaje a móviles del Gobierno en mayo de 2021, que, según ha señalado Gamarra, no depende del CNI sino de Secretaría de Presidencia.

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha advertido hoy que el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, utiliza todos los instrumentos del Estado para su beneficio personal y político y ha tendido la mano al PP para no darle "ningún balón de oxígeno".

El líder de Vox ha denunciado que este "escándalo", que derivó en el cese de la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), "no es nuevo ni será el único" y ha asegurado que de Sánchez "solo se puede esperar la voladura del Estado".

Le ha acusado de haber acudido hoy al Congreso a "embarrar el terreno" y de haber tratado de "correr un tupido velo sobre sus vergüenzas echando a una funcionaria leal y competente".

Desde Ciudadanos, Inés Arrimadas, líder de la formación, ha criticado la nueva ley de Secretos Oficiales y la reforma del control del CNI que ha anunciado Pedro Sánchez porque "ponen el dedo y la diana en los servidores públicos" y ha propuesto una reforma para que "no pueda cortar la cabeza a su directora cuando le dé la gana".

A su juicio, Sánchez no ha dado hoy ninguna explicación a los españoles, solo a sus socios y ha dicho que la pregunta no es por qué el CNI ha hecho seguimientos de personas que suponen una amenaza para la seguridad nacional, "la pregunta es por qué gobierna y pacta con quienes suponen una amenaza para la seguridad".

Por otra pare, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que explique qué delito cometió el presidente catalán, Pere Aragonès, para ser espiado y ha criticado que argumente un espionaje legal y abra puertas "peligrosas" contra la democracia.

A Rufián no le han bastado las explicaciones que ha dado Sánchez sobre el espionaje con autorización judicial a 18 personas independentistas y ha recalcado que "en un país donde la principal ley es la ley del silencio no es un país, es una mafia".

ES NOTICIA