ordenanza municipal
ordenanza municipal

Multas de hasta 750 euros a los hosteleros de Almería que ensucien la calle

Nueva ordenanza municipal que prevé sanciones económicas por carecer de papelera y ceniceros. Se aprobará el próximo jueves. 

También podrán ser sancionados los establecimientos de venta de chucherías, de máquinas expendedoras, de cajeros automáticos, de administraciones de loterías, así como de cualquier otra actividad que pueda producir residuos y envoltorios desechables

CANAL SUR MEDIA 21 June 2022

Hasta 750 euros de multa por tener sucio y lleno de papeles el espacio de la calle que ocupa una terraza. Es parte de una nueva ordenanza del Ayuntamiento de Almería con la que pretende acabar con la basura esparcida en los entornos de bares y restaurantes.

La normativa, que entrará en vigor el próximo jueves, pretende concienciar a los empresarios hosteleros, de puntos de venta ambulante y de lotería, de la necesidad de  mantener limpios sus entornos de la vía pública. 

La propuesta llega a votación tras las alegaciones presentadas durante el periodo de exposición pública por la Asociación de Empresarios Hosteleros de Almería (Ashal), de entre las cuales se rechaza eximir de responsabilidad a los bares que tengan servilletas en los suelos dado que, entre sus obligaciones, está la de mantener limpia el área afectada por su actividad.

El texto prevé sanciones leves, con multas de entre 120 y 750 euros, por no mantener limpia el área afectada por su actividad a los propietarios de bares y restaurantes, pero también a los de establecimientos de venta de chucherías, de máquinas expendedoras, de cajeros automáticos, de administraciones de loterías, así como de cualquier otra actividad que pueda producir residuos y envoltorios desechables.

Las mismas multas pueden darse entre los propietarios de establecimientos que no pongan a disposición de sus clientes mobiliario suficiente y accesible, como papeleras y ceniceros, en la puerta de sus establecimientos, para que puedan deshacerse de los residuos.

Los clientes que no hagan uso de las papeleras o recipientes colocados en las mesas de los establecimientos de restauración, o quienes arrojen a los espacios públicos cualquier clase de desperdicios, como servilletas, restos de comida o cascos de botellas, entre otros elementos, así como a quienes los arrojen a solares o fincas particulares, pueden recibir también una sanción leve.

El texto definitivo estima parcialmente el horario para que los hosteleros depositen los residuos en los contenedores, de modo que para poder cumplir con el servicio, se propondrá ampliar el horario de depósito de 20,00 a 23,00 horas, lo que supone una hora más respecto a la propuesta inicial y, a su vez, tratar de acabar con las diferencias entre horario de invierno y verano.



ES NOTICIA