Putin llama a filas
Putin llama a filas

Alemania abre el debate en Europa sobre la acogida de "desertores" rusos

La ministra alemana del Interior ha asegurado que "cualquiera que se oponga con valentía al régimen de Putin  puede solicitar asilo en Alemania", país que ya acoge desde hace meses a disidentes rusos perseguidos y amenazado

Mientras, se han convocado nuevas protestas para este sábado sábado en Rusia contra la movilización de reservistas.

CANAL SUR MEDIA 23 September 2022

La ministra alemana del Interior, la socialdemócrata Nancy Faeser, se mostró abierta a ofrecer asilo a desertores rusos, según declaraciones a la edición dominical del "Frankfurter Allgemeine Zeitung" (FAZ) que adelanta este jueves esa publicación.

"Cualquiera que se oponga con valentía al régimen del presidente Vladímir Putin y que, por tanto, se pone en el mayor de los peligros, puede solicitar asilo en Alemania por motivos de persecución política", afirmó.

Agregó que "los desertores amenazados de fuertes represiones reciben por lo general protección internacional en Alemania", aunque matizó que la concesión de asilo es una decisión que se toma caso por caso y que en el marco de la misma también se lleva a cabo un control de seguridad.

La ministra señaló que Alemania acoge ya desde hace meses a disidentes rusos perseguidos y amenazados y añadió que la agresión cada vez más brutal de Rusia contra Ucrania va acompañada de una represión interna cada vez más fuerte, especialmente contra la prensa, activistas de derechos humanos y opositores.

Del "ilimitado desprecio por la humanidad" del presidente ruso no se libran ni sus propios soldados, afirmó.

En tanto, el ministro de Justicia, el liberal Marco Buschmann, se expresó en Twitter en la misma línea que Faeser.

"Al parecer, muchos rusos están abandonando su patria: los que odian el camino de Putin y aman la democracia liberal son cordialmente bienvenidos en Alemania", aseguró.

SANCIONES TRAS LA AMENAZA NUCLEAR

Los Estados miembros de la Unión Europea empezarán a discutir la próxima semana la nueva ronda de sanciones contra Rusia por las últimas maniobras del presidente ruso, Vladimir Putin, en Ucrania, a la espera de que la Comisión Europea ponga sobre la mesa un paquete de medidas.

Las conversaciones ya han comenzado entre Estados miembros para imponer nuevas medidas restrictivas a Rusia tras el anuncio de la movilización parcial de la población, las amenazas nucleares y los referéndum en las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, pero este fin de semana habrá contactos de Bruselas con todos los Estados miembros para identificar posibles medidas contra sectores económicos rusos.

Todo con la vista puesta en que el primer texto pueda estar listo para principios de la semana que viene y el miércoles sea discutido a nivel de embajadores ante la UE, siguiendo el acuerdo político de los ministros de Exteriores en los márgenes de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

En una intervención en la Universidad de Priceton, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha recalcado que las sanciones "han venido para quedarse", apuntando que ahora toca responder "con firmeza y no con apaciguamiento" frente al Kremlin, estando preparados para un conflicto que se extienda en el largo plazo

El nuevo paquete de sanciones afectará a sectores económicos rusos como el de la tecnología y ampliará la 'lista negra' europea de personas que tienen congelados sus activos en la UE y tienen prohibida la entrada en la Unión.

MÁS PROTESTAS EN RUSIA

El movimiento pacifista Vesná (Primavera) convocó para el próximo sábado 24 de septiembre una nueva protesta nacional Más de 1.300 personas fueron detenidas el miércoles en 38 ciudades de Rusia por participar en protestas contra la movilización militar anunciada por el presidente, Vladimir Putin, después de que la Fiscalía avisase a los potenciales asistentes a estas marchas de que podían estar cometiendo un delito.

En concreto, según el recuento elaborado por la organización OVD, que aboga por los derechos civiles en Rusia, al menos 1.386 manifestantes han sido detenidas, entre ellas menores de edad y periodistas.

San Petersburgo es la ciudad con más detenciones, al menos 541, mientras que en la capital, Moscú, las fuerzas de seguridad han detenido a 509 manifestantes. OVD ha denunciado casos de supuestos abusos policiales y de incomunicación de los sospechosos.

Las autoridades rusas castigan con dureza este tipo de movilizaciones, alegando que no cuentan con permiso oficial. Además, desde el inicio de la invasión sobre Ucrania en febrero, se han endurecido las penas por criticar a las Fuerzas Armadas.

VUELOS AGOTADOS PARA SALIR DEL PAÍS

Por otro lado, los vuelos desde Rusia se dispararon de precio y se agotaron rápidamente.

Los datos de Google Trends mostraron un aumento de las búsquedas de Aviasales, la web de reservas de vuelos más popular de Rusia, según ha recogido Reuters.

Además, los vuelos directos desde Moscú a Estambul (Turquía) y Ereván (Armenia), destinos que permiten a los rusos entrar sin visado, se agotaron el miércoles, según datos de Aviasales.

La agencia de noticias también ha informado de que los vuelos de Moscú a Estambul a través de Turkish Airlines estaban todos reservados o no estaban disponibles hasta el domingo. Algunas rutas con escalas, incluidas las de Moscú a Tiflis (Georgia) tampoco estaban disponibles, mientras que los vuelos más baratos a Dubai (Emiratos Arabes Unidos) costaban más de 300.000 rublos (5.000 dólares), unas cinco veces el salario medio mensual.

Las tarifas típicas de ida a Turquía se dispararon hasta casi 70.000 rublos (1.150 dólares), frente a los poco más de 22.000 rublos de hace una semana, según datos de Google Flights.

INTERCAMBIO DE PRISIONEROS

Kiev y Moscú han acordado el intercambio de 215 prisioneros ucranianos por el oligarca prorruso Viktor Medvedchuk, que lleva en prisión desde el pasado 12 de abril, en una operación en la que también han sido liberados 108 soldados del Batallón Azov.

De entre los 215 prisioneros puestos en libertad, 108 pertenecían al Batallón Azov, 10 eran voluntarios extranjeros, mientras que el resto pertenecían a otras formaciones de la Guardia Nacional de Ucrania, así como militares de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Con todo, el intercambio ha sido posible después de que Ucrania haya entregado a Viktor Medvedchuk, político filorruso que se encontraba detenido acusado de "alta traición" en relación a su supuesto papel de colaborador con las fuerzas rusas en el marco de la guerra con Ucrania.

ES NOTICIA