rebajas de impuestos
rebajas de impuestos

El Parlamento andaluz convalida este miércoles el decreto de rebaja fiscal

Incluye la bonificación total del impuesto de Patrimonio, la deflactación de tres tramos del IRPF para contrarrestar la inflación o la suspensión del canon del agua en 2023

El Gobierno central pide "responsabilidad" a las autonomías tras sumarse Valencia, gobernada por el PSOE, y Galicia a la rebaja del IRPF. Feijóo pide "coherencia" a los socialistas.

CANAL SUR MEDIA 28 September 2022

El Parlamento andaluz convalidará este miércoles el decreto de rebaja fiscal aprobado por el Gobierno andaluz. Un decreto que incluye la bonificación total del impuesto de Patrimonio, la deflactación de tres tramos del IRPF para contrarrestar la inflación o la suspensión del canon del agua en 2023. El pleno también convalidará del decreto para el refuerzo de la limpieza en los centros educativos concertados con motivo de la pandemia de coronavirus. Ambos decretos saldrán adelante con el respaldo de la mayoría absoluta del PP.

La iniciativa del Gobierno andaluz ha marcado la agenda política. País Vasco, Murcia, Valencia y Galicia se han sumado en una un otra medida al debate de la rebaja fiscal, a la que ha respondido el Gobierno central con el anuncio de un nuevo impuesto (aún sin concretar) a las grandes fortunas que se aplicaría en la práctica allí donde las autonomías hayan suprimido el impuesto de patrimonio.

El gobierno andaluz asegura que utilizará cualquier herramienta para defender su autonomía fiscal frente al Estado. El consejero de Presidencia, Antonio Sanz, entiende como un ataque a Andalucía este impuesto que califica como "un 155 fiscal" contra la autonomía andaluza. Asegura que a Sánchez le molesta que nuestra comunidad sea líder.

La polémica de los impuestos ha llegado al propio Gobierno, que ve como uno de sus barones, Ximo Puig, rebaja el IRPF para rentas inferiores a 60.000 euros. El Ejecutivo central ha evitado desautorizar al presidente valenciano, Ximo Puig, pero pide responsabilidad con las bajadas de impuestos.

 

El anuncio de Puig no ha gustado porque no estaba consensuado y va contra el discurso que viene sosteniendo el equipo de Pedro Sánchez. La portavoz, Isabel Rodríguez, insiste en que -frente a la subida selectiva de tributos para los que más tienen- la bajada de impuestos plantea recortes en los servicios públicos. El líder del PP, Alberto Núñez Feijoo, pide "coherencia" al Gobierno. Ximo Puig, sin embargo, defiende que se trata de una reforma progresista para la mayoría social, frente a quienes benefician a las rentas más altas.

Puig ha anunciado una reforma fiscal que ha calificado como progresista y ha querido contrastar con aquellas que ha calificado como elitistas, en referencia a Madrid y Andalucía. El presidente valenciano anuncia una bajada del tramo autonómico del IRPF para beneficiar exclusivamente a las rentas medias y trabajadoras de hasta 60.000 euros. Suponen el 97,4% de los contribuyentes valencianos. Según Ximo Puig se ahorrarán en conjunto 150 millones de euros, unos 111€ de ahorro por declaración de media.

Puig ha avanzado este martes algunas de las medidas que incluirá la reforma fiscal valenciana, que tendrá efectos "desde ya" y con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2022 y beneficiará a todos los ciudadanos que cobran menos de 60.000 euros al año, "la mayoría de la sociedad". En concreto, la primera medida es aumentar en un 10% la cuantía exenta de tributación a todos los valencianos, "el máximo que permite la norma"; la segunda es una nueva tarifa autonómica del IRPF para 2022, con nuevos tramos adaptados a la inflación, y la tercera es la ampliación en un 10% de "todas las deducciones y bonificaciones fiscales". Serán de aplicación en la declaración de la renta de 2022.

"Nuestra perspectiva es clara: no al populismo fiscal (...) Esa es la diferencia", ha recalcado en alusión a la postura de los presidentes autonómicos del PP, insistiendo en que es una reforma pensada para la mayoría y que los más ricos "pagarán igual que hasta ahora". Además, ha defendido que la Comunitat mantendrá el impuesto de patrimonio porque "solo tributan el 0,5% de valencianos" por él, los que ganan más de medio millón de euros al año. En 2022, estas personas han aportado 187 millones por este gravamen, que se elevan a 200 millones gracias al trabajo de la inspección.

También Galicia anuncia que deflactará el IRPF con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2022. Supondrá un "ahorro" en la próxima declaración de la renta de 46 millones de euros para las rentas medias y bajas, menores de 35.000 euros. Lo ha anunciado este martes el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quien también ha defendido la bonificación de hasta el 50 % del impuesto de patrimonio.

ES NOTICIA