FESTIVAL CINE ALMERÍA
FESTIVAL CINE ALMERÍA

Antonio de la Torre ya tiene su estrella en el Paseo de la Fama de Almería

El actor comenzó a rodar como secundario en la provincia con Martín Cuenca la película La Mitad de Óscar.

Después tuvo un papel más destacado en Poniente, de Chus Gutiérrez.

Hoy también ha recibido el premio Almería Tierra de Cine. 

CANAL SUR MEDIA 19 November 2020

Antonio de la Torre ya tiene su estrella en el Paseo de la Fama de Almería. El actor comenzó a rodar como secundario en la provincia con Martín Cuenca la película La Mitad de Óscar y tuvo un papel más destacado en Poniente, de Chus Gutiérrez. Hoy también ha recibido el premio Almería Tierra de Cine. 

El actor malagueño Antonio de la Torre ha aseverado este jueves que "fueron mujeres directoras" como Chus Gutiérrez, Icíar Bollaín o Ángeles González-Sinde las que "auparon" su carrera y le han permitido ser uno de los "actores privilegiados" que pueden vivir de su trabajo.

Así lo ha asegurado en una rueda de prensa en la capital almeriense en el marco del Festival Internacional de Cine de Almería (FICAL), en una jornada en la que descubrirá la estrella que lleva su nombre en el Paseo de la Fama de la ciudad y recibirá el segundo premio 'Almería, Tierra de Cine' de FICAL.

De esta forma, ha apuntado que le dieron papeles que pueden parecer "pequeños" pero que fueron "importantes" porque le dieron la "seguridad y confianza", alimentando un "sueño", para dedicarse profesionalmente a la actuación. "Vivir de esto es posible. En una era de verdadera incertidumbre, vivo de esto", ha dicho.

"Formo parte de ese 8% de actores privilegiados que vivimos de esto desde hace 40 años. Es posible porque soy hombre. Si fuese mujer, sería diferente", ha dicho De la Torre.

En Almería rodó 'Poniente' con Chus Gutiérrez y 'La mitad de Óscar' con Manuel Martín Cuenca, que ayer recibió también el 'Almería, Tierra de Cine', y ha acompañado desde el público al actor durante esta comparecencia.

"Creo que el de 'Poniente' fue el papel que me puso en el mapa. Con 'AzulOscuroCasiNegro' gané el Goya y a partir de entonces vivo de ésto. Pero 'Poniente' fue el papel que me lanzó. Luego Daniel Sánchez Arévalo la vio y dijo: Quiero a este tío porque tiene cara de tío normal. Luego he hecho una carrera de tío normal, aunque no tengo ni idea de lo que es la normalidad", ha relatado.

Entre risas y anécdotas, ha insistido en que hasta entonces todos sus papeles eran "tipo detenido 4 u obrero 3".

También ha desvelado que ya de niño se apuntó a una compañía de teatro infantil porque "siempre quiso ser actor", si bien la dejó por los comentarios de sus amigos. Sin embargo, afirma, no pudo dejar ese "componente narcisista" y como amante del periodista José María García, optó por ser locutor deportivo.

Ha recordado cómo cuando estuvo rodando 'Caníbal' con Manuel Martín Cuenca, en un bar se encontró a un amigo de la infancia que le preguntó si recordaba a un profesor de aquella compañía infantil. "¿Sabes que cuando tú te fuiste me dijo: qué pena que se haya ido, porque ese niño tiene madera de actor'?", fue la pregunta que, asegura De la Torre, le hizo su amigo a continuación.

Sobre la interpretación, ha defendido que debe de ser "el ejercicio de la vida", sosteniendo que lo que más le "horroriza" es que la gente lo vea como alguien disfrazado. Hasta tal punto que en 'AzulOscuroCasiNegro' se "deprimió hasta casi ser grosero con el director". "Tuve una auténtica crisis porque no logré ese viaje de ser el otro"; ha apostillado.

Un viaje que sí logró, según mantiene, con Martín Cuenca -"el mejor director de actores de España"- en Caníbal. No obstante, apunta que ya ha asumido que una "parte esencial tuya que siempre va contigo" es inevitable. "Es como el mito de la caverna de Platón: Intentas ser la idea y te quedas en el reflejo", ha insistido.

Sobre Fical, ha valorado su celebración por el impulso de festivales como éste para la cultura. "Desde ese lugar de auxilio en el que está toda la sociedad en general y el sector de la cultura, estoy en un lugar privilegiado. Coyunturalmente, puedo sobrevivir a la pandemia, pero mucha gente de este oficio no", ha lamentado.

Ha recalcado el consumo de cultura durante la pandemia y apuntado que algunos estudios hablan de que cada euro invertido en el cine duplicaba su valor. También ha defendido que el nivel de contagios de la pandemia en los cines es "exiguo, casi inexistente", por lo que ha animado a volver a ellos. "Debemos acudir a las salas, no nos vamos a contaminar", ha concluido.

ES NOTICIA