semifinales del Mundial
semifinales del Mundial

Olga Carmona, la jugadora definitiva

La sevillana lo ha vuelto a hacer: la capitana de la selección ha sido la autora del gol que nos ha dado la final.

También marcó el gol postrero que metió a España en semifinales.

Así recordaba hace unos día sus sensaciones: “Casi me quedo sin respiración.

CANAL SUR MEDIA 20 August 2023

La sevillana Olga Carmona ha vuelto a hacer historia. Dos veces en una semana. Ha marcado el gol que ha dado a España su primer campeonato del Mundo. La jugadora marcó el gol postrero que metió a España en la final. Fue el martes frente a Suecia y, un día después, lo contaba así: "Casi me quedo sin respiración. Es el gol más importante de mi vida”. Seguramente, ya será el segundo más importante.

Recuperamos estas declaraciones de Carmona, que había vuelto a la titularidad desde aquella última vez en la que ocupó de inicio el lateral izquierdo en la derrota contra Japón en lugar de la sancionada Oihane Hernández, recibió el balón en la frontal del área un minuto después del empate de la selección nórdica y, sin pensárselo, le pegó con la zurda para batir por arriba a la guardameta Zecira Musovic.

Con 23 años, Carmona, a quien le corre el fútbol por las venas con dos hermanos que también son futbolistas, es la cuarta capitana de la selección española por detrás de Ivana Andrés, Esther González e Irene Guerrero en su primer Mundial y es campeona del Europa sub19 en 2018 con la selección nacional.

EL SEVILLA, EL EQUIPO QUE LE VIO CRECER

Carmona comenzó a jugar a fútbol a los siete años en el equipo masculino Agrupación Deportiva Polideportivo Sevilla Este, donde solo duró una temporada, pues no pasó desapercibida para el Sevilla, que vio en ella una promesa y se hizo con los servicios de la futbolista.

La sevillana comenzó a despuntar en la cantera rojiblanca hasta que llegó su debut en Segunda División el 12 de febrero de 2017 contra La Solana, anotando un gol en la victoria por 5-0 y, después de grandes actuaciones, se ganó un hueco en el primer equipo con el que logró el ascenso a Primera División, siendo la tercera máxima goleadora con nueve tantos.

En su primera temporada en Primera, la futbolista, que debutó en la máxima categoría antes de cumplir la mayoría de edad, anotó cinco goles en veinticinco partidos demostrando su influencia y determinación en la zona de ataque, la demarcación que solía ocupar en Sevilla, aunque ahora ha quedado más relegada al lateral.

EL SALTO AL REAL MADRID

Después de 13 años en el Sevilla, en el verano de 2020 Carmona aterrizó en la capital española para firmar su primer contrato lejos de casa. El Real Madrid, que acababa de llegar al fútbol femenino, confió en la hispalense para convertirse en uno de los primeros fichajes para buscar construir un futuro de éxito en el fútbol femenino español.

Y en el equipo blanco también se ha ganado su puesto la polivalente jugadora. Olga Carmona se convirtió en el partido contra el Levante Las Planas (31/03/2023) en la tercera jugadora que disputa 100 partidos con la camiseta del Real Madrid.
Desde su llegada al Real Madrid en 2020 y hasta esa fecha, Olga ha marcado 13 goles y reparte sus 100 encuentros como madridista en 76 en la Liga, 16 en la Liga de Campeones, 6 en la Copa de la Reina y 2 en la Supercopa de España.

EL DEBUT CON LA SELECCIÓN

El 13 de abril de 2021, Carmona debutó con la selección española absoluta en el amistoso en el que el conjunto de Jorge Vilda se impuso a México en Marbella por 3-0. La sevillana entró en el minuto 77 y asistió a Nahikari García en el 3-0 casi al final del encuentro.

Poco a poco, fue ganándose la confianza de Vilda hasta llegar a ser una de las seleccionadas para la Eurocopa 2022 y este Mundial de Australia y Nueva Zelanda.

EL FLAMENCO, SU OTRA GRAN PASIÓN

De niña, Carmona comenzó bailando sevillanas, “aunque pronto descubrí que no era lo mío”, dijo en declaraciones a la Real Federación Española de Fútbol la jugadora del Real Madrid, que también practicó natación antes de descubrir el balón.

Carmona iba por las tardes a ver a sus dos hermanos jugar al fútbol y le entró el gusanillo. Convenció a sus padres para que la apuntaran a un equipo y el resto es historia. De Sevilla Este a meter a España en la final de un Mundial.

“Hasta el día de hoy seguimos compartiendo todos en casa la misma ilusión por este deporte gracias a mis hermanos, que fueron los que empezaron a entrenar”, recuerda orgullosa la andaluza

ES NOTICIA