19J
19J

Moreno arrasa en Andalucía con una mayoría absoluta histórica

El PP suma 58 escaños y 30 el PSOE, su peor resultado histórico.

Ciudadanos se queda fuera del Parlamento.

Vox sube dos escaños y en siete se quedan las coaliciones de izquierdas. 

Los populares ganan ampliamente en las ocho provincias, con resultados históricos en tradicionales feudos socialistas como Sevilla, Jaén y Huelva.

Moreno celebra los resultados ante cientos de simpatizantes: "Hemos hecho historia".

CANAL SUR MEDIA 19 June 2022

El Partido Popular ha logrado un incontestable triunfo en las elecciones autonómicas de este domingo 19 de junio con 58 diputados y más de 1,5 millones de votos por encima del 99% del voto escrutado que le garantizan la mayoría absoluta --fijada en 55 parlamentarios-- frente a un PSOE que registra su peor resultado histórico con 30 escaños y Ciudadanos (Cs) se queda fuera del Parlamento tras ser socio del PP en el primer gobierno no socialista en la comunidad.

El popular Juanma Moreno logra de este modo la primera mayoría absoluta en Andalucía desde 2008, cuando el socialista Manuel Chaves alcanzó los 56 escaños tras lograr 61 parlamentarios cuatro años antes, y frena el avance de Vox, única fuerza que sube en respaldo junto a los populares pero fracasa en su aspiración de condicionar el Gobierno andaluz.

El PP obtiene más del doble de escaños y de apoyo en las urnas en relación a las autonómicas de 2018 (cuando logró 26 diputados y el 20,8% de los votos) y rompe todos los techos históricos del partido en Andalucía, que sólo ganó las elecciones autonómicas en 2012 con Javier Arenas al frente con 50 escaños, aunque no logró alcanzar el gobierno por el pacto de PSOE e IU. Los populares ganan ampliamente en las ocho provincias, con resultados históricos en tradicionales feudos socialistas como Sevilla, Jaén y Huelva.

MORENO: "HEMOS HECHO HISTORIA EN ANDALUCÍA"

El candidato popular a la reelección, Juanma Moreno, ha comparecido a las puertas de la sede de su partido en Sevilla para proclamar que "hemos hecho historia en Andalucía". Moreno quería una "mayoría suficiente para gobernar" y ha obtenido mayoría absoluta con 58 escaños. 

Moreno, arropado por cientos de simpatizantes, asegura que este domingo es "un día muy especial" pero apuesta porque "esta nueva etapa empiece con humildad que nos caracteriza "porque es "nuestra forma de entender la política y la vida", decía. 

Así, prometía que, desde mañana, se pondrá "a trabajar, trabajar y trabajar" con el objetivo de que "Andalucía tendrá cuatro años de prosperidad, de avanzar, de mejorar, de seguir adelante, de seguir gestionando con transparencia, con moderación y con serenidad", para intentar hacerlo "lo mejor posible con responsabilidad y sentido común".

Moreno asegura que es consciente de la "enorme responsabilidad" y de que "tengo que gobernar para todos", por lo que pedía a los andaluces, incluso a quienes no han apoyado su opción, que pueden "dormir tranquilos".

Considera, además, que se ha mandado un mensaje al conjunto de España y es que se hay "otra forma hacer las cosas y que hay un proyecto de presente y de futuro".

EL PSOE BAJA AMPLIAMENTE DEL MILLON DE VOTOS

El PSOE empeora el resultado de Susana Díaz en 2018, que dio paso al primer gobierno sin presencia socialistas de la historia de Andalucía con el dato más bajo del partido en elecciones autonómicas cuando logró 33 diputados, más de un millón de votos y un porcentaje de apoyo del 28%, superior al obtenido ahora por Juan Espadas, que además se queda a más de 15 escaños de distancia del PP sumando los escaños del resto de fuerzas a su izquierda.

El candidato comparecía rodeado de su equipo para prometer una oposición "útil, de Estado" y lograr que el PSOE vuelva a ser en cuatro años "un partido de gobierno". Además, ponía ya el foco en la próxima cita electoral: las municipales del próximo año. 

Los socialistas se dejan tres diputados por Cádiz, Córdoba y Sevilla y se mantienen como segunda fuerza en todas las provincias pero muy lejos del PP, con derrotas especialmente dolorosas en provincias como Sevilla, donde obtiene cinco escaños por nueve de los populares tras haber ganado todas las elecciones celebradas desde la transición, ya sean generales, autonómicas, municipales o europeas, y en otros feudos muy relevantes como Jaén o Huelva.

CIUDADANOS DESAPARECE DEL PARLAMENTO

El mayor retroceso electoral lo sufre Cs, que con el 3,2% de los sufragios se queda fuera del Parlamento andaluz, donde logró 21 diputados hace tres años y medio para convertirse en socio de gobierno del PP tras lograr un respaldo del 18,3%. La formación que lidera Juan Marín se deja más de medio millón de votos en relación a los comicios de 2018 y suma en Andalucía un nuevo varapalo tras desaparecer en la Comunidad de Madrid y quedarse con un solo escaño en Castilla y León.

Juan Marín ha comparecido para anunciar que este lunes podrá sus cargos orgánicos a disposición de su partido, entendiendo que es el "máximo responsable" del resultado.

VOX REPITE COMO TERCERA FUERZA

Vox repite como tercera fuerza política y es el único partido junto al PP que crece en votos y escaños en relación a 2018 hasta alcanzar los 14 diputados --dos más que en la actualidad por Almería y Granada--, pero su subida cercana a los 100.000 votos ha dejado a la formación de Santiago Abascal lejos de su objetivo de exigir su entrada en el Gobierno con el PP y han sido insuficientes para frenar el crecimiento de los populares que ha permitido a Moreno alcanzar la mayoría absoluta. Macarena Olona reconocía que esperaban mejores resultados.

LAS COALICIONES DE IZQUIERDAS PIERDEN MÁS DE LA MITAD DE SUS ESCAÑOS

Las fuerzas a la izquierda del PSOE, Por Andalucía --que integra a IU y Podemos con otras fuerzas de izquierda-- y Adelante Andalucía --liderada por Teresa Rodríguez--, se quedan muy lejos de los 17 escaños que lograron conjuntamente en 2018 y obtendrían por separado menos de la mitad, siete, tras dejarse más de cinco puntos de apoyo en las urnas después de la división vivida en el tramo final de la última legislatura. 

MORENO SE ACERCA A LAS MAYORIAS SOCIALISTAS

En las tres primeras elecciones después de la restauración de la democracia, las de 1982, 1986 y 1990, el PSOE obtuvo una mayoría absoluta que permitió gobernar primero a Rafael Escuredo con 66 escaños, a José Rodríguez de la Borbolla posteriormente, con 60 diputados, y a Manuel Chaves con una mayoría de 62 escaños.

En estos primeros tres comicios, el centro derecha no superó los 32 escaños. En las elecciones de 1982, la suma de Alianza Popular y UCD consiguió 32 diputados, mientras que en 1986, Coalición Popular obtuvo 28 escaños. Por su parte, en las de 1990, ya bajo las siglas del PP, la derecha sacó un resultado de 26 diputados.

Sin embargo, en los tres siguientes procesos electorales, los de 1994, 1996 y 2000, el PSOE rompió su dinámica anterior de conseguir mayorías absolutas y tuvo que apoyarse en el Partido Andalucista y sumar cierta abstención de Izquierda Unida para conseguir gobernar, aunque en estas legislaturas, los socialistas gobernaron en solitario.

En concreto, en el año 1994, Chaves obtuvo 45 diputados y tuvo que recurrir a una abstención de Izquierda Unida y tres del Partido Andalucista durante la sesión de investidura para poder gobernar. Ya en 1996, después de adelantar las elecciones, mejoró algo sus resultados, con 52 escaños, aunque no le fue suficiente para la mayoría absoluta y contó con el apoyo de los cuatro diputados del Partido Andalucista.

En el año 2000, Chaves volvió a obtener 52 diputados y repitió la fórmula del apoyo del Partido Andalucista para que saliera adelante la sesión de investidura.

Durante estos tres comicios, el PP consiguió mejorar sus resultados, aunque no le fue suficiente para sumar una mayoría que conformara el Gobierno. En 1994, el candidato Javier Arenas obtuvo 41 escaños, mientras que en 1996 sacó 40 diputados. En las elecciones del 2000, ya Teófila Martínez sumó 46 escaños.

MEJOR RESULTADO QUE ARENAS

Tras estos tres años, los socialistas recuperaron la mayoría absoluta en el 2004, cuando Chaves consiguió 61 diputados. La volvió a reeditar en las elecciones de 2008, con 56 escaños. En estos dos procesos electorales, el PP consiguió 37 y 47 diputados, respectivamente, primero con Teófila Martínez y posteriormente con Javier Arenas.

Precisamente, el candidato 'popular' Javier Arenas consiguió en las elecciones de 2012 romper la tendencia de los últimos años y ganó los comicios con 50 escaños, si bien el PSOE, que había obtenido 47 diputados, pactó con Izquierda Unida, con 12 diputados, y José Antonio Griñán se convirtió en presidente andaluz con la entrada, por primera vez, de un vicepresidente y tres consejeros de IU.

En las elecciones de 2015 se produjo la entrada de partidos como Podemos y Ciudadanos. Aquí, el PSOE de Susana Díaz consiguió 47 escaños y, en vez de sumar con partidos como Izquierda Unida, como ya había acordado en legislaturas anteriores, llegó a un pacto de investidura con los 9 diputados de Ciudadanos. Por su parte, el PP de Juanma Moreno aquí obtuvo 33 diputados.

Y fue en las elecciones de 2018 cuando por primera vez el centro derecha consiguió una mayoría absoluta de 59 diputados, sumando los 26 escaños del PP de Juanma Moreno, los 21 diputados de Ciudadanos y la irrupción de Vox con 12 parlamentarios. Tras estos resultados, PP y Ciudadanos pactaron para un Gobierno de coalición con Moreno como presidente y consiguieron el apoyo de la formación de Santiago Abascal.

Eso sí, en estos comicios la lista más votada fue la de Susana Díaz, que consiguió 33 escaños, aunque no sumaba mayoría absoluta con los 17 diputados que obtuvo la marca de Adelante Andalucía, en la que se presentaban Podemos e Izquierda Unida.

ES NOTICIA