Gente Maravillosa

Lola Triana ante el rechazo de una madre a su hijo con VIH: "¿Usted sabe cuanto daño psicológico le puede hacer?"

La situación que plantea la cámara es que José, testimonio real, sale de la consulta de la clínica donde se entera que tiene VIH y en la sala de espera se lo cuenta a su madre, nuestra actriz, que en lugar de apoyarlo lo rechaza. Una situación en la que descubrimos a nuestra maravillosa Lola Triana.

¿Quieres ver el resto de cámaras ocultas? Visita la web de Gente maravillosa, también puedes ver el programa completo en CanalSur Más.

CANAL SUR MEDIA 12 May 2022

Sigue existiendo un estigma social contra la gente que padece VIH con falsas creencias sobre cómo se trasmite la enfermedad que viene provocada por la falta de información. Esto hace que las personas se vean rechazadas, asiladas y sufran situaciones de discriminación.

Conocemos la historia de José Fley que con 25 años le diagnosticaron VIH y su vida cambió. Nos cuenta que pensó en el rechazo de la gente, lo que pensarían sus amigos, familia y por miedo a ese rechazo social tardó varios días en contarlo en su casa.  El propio José se convierte en actor de nuestra cámara oculta para hacer visible su enfermedad y denunciar la discriminación y el rechazo que sufren las personas con VIH. Esta cámara está supervisada y avalada por la asociación Apoyo Positivo.

La situación que plantea la cámara es que José sale de la consulta de la clínica donde se entera que tiene VIH y en la sala de espera se lo cuenta a su madre, nuestra actriz, que en lugar de apoyarlo lo rechaza.

Ante esta situación de discriminación por parte de la madre encontramos a una persona maravillosa: Lola Triana, representante de artistas, que escucha la conversación entre madre e hijo.

José le explica a su madre que tiene VIH y la madre reacciona diciendo que tiene SIDA, cuando no es lo mismo. Nuestra maravillosa Lola no puede contenerse ante lo que está viendo y escuchando y se acerca para dar una lección de solidaridad.

"Ante la situación que le está contando su hijo lo que tiene que hacer es darle besos, cariño y comprensión", le dice Lola a la madre y añade que "usted se tiene que informar sobre la enfermedad. Eso no se pega. ¿Sabe cuanta gente hay marginada por estas cosas, cuanto daño psicológico se le puede hacer? Lo que tiene es que darle cuatro besos y cuatro abrazos".

La madre no quiere que su hijo ni siquiera vuelva a casa y no acepta que viva con ellos. "No me puedo creer que usted esté diciendo eso de su hijo. Como madre tiene que pensar de otra manera" le dice Lola que recomienda a la madre que vaya al psicólogo para procesar la noticia mejor y acepte a su hijo.

 

ES NOTICIA