LA NOCHE DE RAFA CREMADES
<
LA NOCHE DE RAFA CREMADES

Un accidente y el dinero de su abuela sevillana, inicio del camino al Oscar de Sergio López

Mantiene sus raíces familiares en Sevilla, aunque se crió en Santander y lleva ya más de 30 años en Los Ángeles, ha contado en La noche de Rafa Cremades.

4 May 2021

Sergio López-Rivera estaba celebrando hace unos pocos días la consecución, nada más y nada menos, que de un Oscar en la categoría de mejor Maquillaje y Peluquería por su trabajo en la película 'La madre del blues' en la que caracteriza a la actriz Viola Davis, como la famosa cantante de blues Ma Rainey.

Sergio nació en Sevilla en 1967 y aunque luego se crió en Santander no ha dejado de estar conectado con la capital hispalense y como ha contado en La noche de Rafa Cremades, "cada vez que puedo, aunque no sean las suficientes, voy con mi prima y amigos a la Feria".

De cualquier manera, la mayor parte de su vida la ha pasado en Los Ángeles labrándose el sueño americano que ahora ha visto cumplido. Y en su caso no es un tópico porque allí llegó con 19 años atraído por el lugar donde se hacían películas que le "obsesionaron" con solo diez años como "El exorcista y Un hombre lobo americano en Londres". Y hasta llegar a dedicarse al maquillaje de forma profesional en el cine trabajó "en una cafetería, una tintorería, una heladería, un gimnasio, una tienda de ropa y como chófer", que fue realmente su pasaporte al cine. "Empecé a trabajar de chófer en una película para los actores y el director, que se hizo muy amigo mío y me contrató como su chófer y luego como su asistente", ha explicado, si bien el origen del Oscar conseguido está en un accidente y en su abuela sevillana. "Trabajando para una actriz, un día tenía que hacer una publicidad y quien tenía que maquillarla sufrió un accidente y le dije que la maquillaba yo. Le gustó tanto que me dijo que me debería dedicar profesionalmente y empecé en una academia que costaba un pastón y mi abuela de Sevilla me mandó el dinero que necesitaba", ha recordado.

Llegar hasta donde ha llegado él mismo admite que "es difícil de explicar" y confiesa que "sobrepasa el límite de un sueño".

ES NOTICIA