este jueves
este jueves

España y Marruecos abren "una nueva etapa" tras la crisis diplomática

El Rey Mohamed VI ha invitado a Pedro Sánchez al Iftar, cena tras el ayuno diario en el Ramadán. Es un gesto simbólico que para el Gobierno supone cerrar la crisis diplomática.

Con el encuentro se retoman las relaciones tras un año de crisis marcado por la acogida temporal del líder del Frente Polisario en España y por la entrada de migrantes en Ceuta. El giro de España sobre el Sáhara ha sido decisivo.

Este viaje permitirá reforzar las relaciones económícas y comerciales, aumentar el control de la migración ilegal, la vuelta de la operación Paso del Estrecho y que Rabat reabra sus fronteras.

CANAL SUR MEDIA 7 April 2022

El Rey Mohamed VI ha invitado a Pedro Sánchez al Iftar, cena tras el ayuno diario en el Ramadan, tras el encuentro entre ambos mandatarios.  Es un gesto simbólico que para el Gobierno supone cerrar una crisis y abrir una nueva etapa. Con el encuentro se retoman las relaciones tras un año de crisis marcado por la acogida temporal del líder del Frente Polisario en España y por la entrada de migrantes en Ceuta.

El giro del Gobierno apoyando la autonomía para el Sáhara que propone Marruecos ha sido decisivo y ha provocado que Sánchez se quede sólo ante sus socios de gobierno y parlamentarios. Para el Ejecutivo este viaje permitirá reforzar las relaciones económícas y comerciales, aumentar el control de la migración ilegal, la vuelta de la operación Paso del Estrecho y que Rabat reabra sus fronteras.

El ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, destacó este jueves que España y Marruecos abren una nueva etapa "de la mejor manera posible" en sus relaciones bilaterales, al certificar personalmente el rey Mohamed VI el final de la crisis entre ambos países. "Hoy yo creo que, no solo termina una crisis, sino que se abre una nueva etapa de las relaciones entre España y Marruecos y se abre de la mejor forma posible que es con el involucramiento personal del rey de Marruecos, es decir, el jefe del Estado marroquí personalmente va a certificar el final de esta crisis", dijo Albares en un encuentro con la prensa española en la sede de la OTAN.

Una crisis que el jefe de la diplomacia española aseguró ha sido "de las más profundas" y "de las más largas" que España ha tenido con Marruecos. Por ello, subrayó la importancia de que Mohamed VI sea "el garante por parte del Gobierno marroquí del inicio de esta nueva hoja de ruta" entre los dos países.

Mohamed VI y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, protagonizarán este jueves en Rabat una reunión que simbolizará el cierre definitivo de la crisis diplomática entre España y Marruecos y la apertura de una nueva etapa en la relación bilateral.

Se trata de una reunión de alto nivel para evidenciar la vuelta a la normalidad de las relaciones bilaterales después de que el presidente del Gobierno español haya avalado la propuesta de autonomía para el Sáhara que defiende Marruecos, y en la que estará presente también Albares, tras asistir ayer y hoy a la cumbre de ministros de Exteriores de la OTAN en Bruselas sobre la guerra de Rusia contra Ucrania.

"La colaboración entre España y Marruecos es fundamental para el control de los flujos migratorios irregulares y también para la seguridad y estabilidad", subrayó el ministro, en defensa de la nueva relación bilateral, que también beneficia a Europa, dijo. En este sentido, Albares destacó que "hay mucho en juego para España, pero sobre todo hay mucho en juego también para Europa".

En cualquier caso, sobre Ceuta y Melilla, el ministro quiso dejar claro que la integridad territorial y soberanía de España sobre esos dos enclaves está "fuera de toda duda y fuera de todo tipo de discusión".

"El Gobierno va a defender en cualquier caso cualquier amenaza que pudiera darse a cualquier punto de la integridad territorial o de la soberanía española, sobre eso no tiene que haber ninguna duda y desde todos los foros, bilateralmente, en el seno de la Unión Europea y aquí también, en el seno de la OTAN. Sobre eso no tiene que haber ninguna duda ni ninguna preocupación", recalcó.

El viaje a Marruecos de esta tarde fue uno de los asuntos que el ministro español trató en una reunión bilateral con su homólogo estadounidense, Antony Blinken, en la sede de la OTAN.

Con Blinken, además de la guerra en Ucrania, Albares explicó que había analizado también la perspectiva OTAN del flanco sur de la Alianza y de la necesidad que tenga la "importancia que merece" en el nuevo concepto estratégico de la organización, que se está elaborando, para que recoja las amenazas en el Sahel, entre ellas la presencia de mercenarios rusos, el terrorismo yihadista o la fragilidad de los estados de esa parte del continente africano.

EL CONGRESO APOYA EL REFERÉNDUM EN EL SÁHARA
El mismo día que Sánchez viaja a Marruecos, el Grupo Socialista se ha quedado solo en el Congreso al votar en contra de la iniciativa sobre un referendum pactado en el Sáhara Occidental, presentada por Unidas Podemos, ERC y Bildu. Ha sido aprobada por 168 votos a favor y la abstención de Ciudadanos y Vox. El grupo Popular le ha dado su apoyo. Los miembros de Unidas Podemos del Gobierno han mostrado su satisfacción aplaudiendo.

ES NOTICIA