Búsqueda en Tenerife
Búsqueda en Tenerife

El padre mató a las niñas de Tenerife para provocar "un dolor inhumano" a su exmujer

La autopsia aclara que Olivia murió por un edema agudo de pulmón, que se produce tras una intoxicación por envenenamiento respiratorio al inhalar algo tóxico

La orden internacional para la detención de Tomás Gimeno ha sido sustituida por otra referente a la presunta comisión de dos delitos agravados de homicidio

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño ha tenido que regresar a puerto debido a una avería

Relato desgarrador a Canal Sur TV del portavoz de la familia, Joaquín Amills: la madre "está destrozada"

CANAL SUR MEDIA 12 June 2021

Tomás Gimeno, el padre de las niñas Olivia y Anna, actuó por venganza contra la madre de las pequeñas desaparecidas hace 45 días. La jueza cree que las mató en una plan preconcebido para provocar el mayor dolor, un "dolor inhumano", a su expareja. Esta conclusión se desprende del auto dictado tras conocer las primeras conclusiones de la autopsia, que ha revelado que la causa de su muerte se produjo como consecuencia de un edema agudo de pulmón, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC). La autopsia al cadáver de la pequeña concluyó sobre las 15.00 horas del día de ayer en el Instituto Anatómico Forense y aún se está a la espera de los resultados de los análisis toxicológicos, biológicos e histopatológicos.

El edema pulmonar agudo se produce tras una intoxicación por envenenamiento respiratorio al inhalar algo tóxico, según ha explicado a Efe el vicepresidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Germán Peces-Barba.

La orden internacional para la detención de Tomás Gimeno por un delito de sustracción de menores ha sido sustituida por otra referente a la presunta comisión de dos delitos agravados de homicidio y uno contra la integridad moral en el ámbito de la violencia de género.

Asimismo, la prueba de la huella dactilar realizada en el propio Instituto confirmó también ayer que el cuerpo encontrado el pasado jueves en aguas de Tenerife se correspondía con Olivia, de seis años. El cuerpo fue hallado por el robot submarino de rastreo del buque oceanográfico 'Angeles Alvariño' a unos 1.000 metros de profundidad y a unas tres millas de la costa tinerfeña.

Se encontraba en el interior de una bolsa de deportes amarrada a un ancla. Junto a ellas se halló igualmente otra bolsa de deportes también lastrada por el ancla, aunque vacía. El cuerpo fue trasladado a tierra y llevado al Anatómico Forense para el levantamiento. El 'Angeles Alvariño' continúa desde entonces el rastreo en la zona para tratar de encontrar a su hermana Anna y su padre Tomás Gimeno.

En Tenerife, el buque oceanográfico Ángeles Alvariño ha tenido que regresar a puerto debido a una avería. Las labores de búsqueda de Anna, la pequeña desaparecida, y de su padre se han paralizado.

LA MADRE, DESTROZADA.
Una mujer que está rota por el dolor, tras saber que sus hijas habían muerto cuando su exmarido le decía que cuidaría de ellas. Es el relato desgarrador a Canal Sur TV del portavoz de la familia, Joaquín Amills, quien describe cómo se siente la madre: "Está rota en cien mil pedazos. “Fue tan cobarde y tan ruin que cuando ya las había asesinado le dijo a Beatriz que las iba a cuidar. Su venganza, su crueldad, es que Beatriz estuviera el resto de su vida buscando a sus hijas, moviéndose por todo el mundo como hemos hecho estos 40 días”.

ES NOTICIA