atletismo
atletismo

Jordan Díaz, campeón de Europa con el tercer mejor triple salto de la historia

Díaz, de 23 años, que hace un par de días hizo su debut con España como el mejor de entre los finalistas (17,52 metros), hizo valer una mejor marca de 18,18 para terminar primero en la final 

CANAL SUR MEDIA 12 June 2024

El atleta español Jordan Díaz ha conquistado este martes la medalla de oro en la final de triple salto en la quinta jornada del Campeonato de Europa de atletismo, que se está celebrando en Roma. En el Olímpico de Roma, Díaz, de 23 años y que hace un par de días hizo su debut con España como el mejor de entre los finalistas (17,52 metros), hizo valer una mejor marca de 18,18 para terminar primero en la final de triple salto, por delante del portugués Pedro Pichardo (17,92), vigente campeón olímpico, y del francés AnaÙl-Thomas Gogois (17,38), que se colgó el bronce. Así, emula a la gallega Ana Peleteiro, que el domingo se proclamaba campeona europea en la prueba femenina.

El joven atleta nacido en La Habana, que ya despuntó en los Mundial de atletismo Sub-18 y Sub-20 de 2017 y 2018 compitiendo todavía con Cuba, hizo una declaración de intenciones en su primer salto, en el que se situó en cabeza tras irse hasta los 17,56, marca de la temporada.

Sin embargo, el portugués Pedro Pichardo aumentó su apuesta en su segundo salto para firmar un 18,04 que suponía la mejor marca del año y el récord del campeonato y que obligaba al discípulo de Iván Pedroso a darlo todo. Díaz respondió con un 17,82 que le afianzó en el segundo puesto, antes de hacer un nulo.

En su cuarto salto, voló para romper el récord de España con un impresionante 17,96, pero todavía tenía algo reservado para el quinto. El hispano-cubano se escapó hasta el 18,18 para superar el récord del Europeo que minutos antes había establecido Pichardo. El luso trató de superarlo en su último intento, pero no pudo arrebatarle la presea dorada.

Con este nuevo metal, España acumula ya siete medallas en Roma, tras el oro de Ana Peleteiro también en triple salto; las platas de Mohamed Attaoui en 800 metros, de Paul McGrath en 20 km marcha y de Quique Llopis en 110 metros vallas; y los bronces del equipo femenino de medio maratón y de Marta García en los 5.000 metros. 

Jordan Díaz, flamante medalla de oro continental en triple salto, ha afirmado que le había ido "como anillo al dedo" afrontar el Campeonato de Europa de atletismo, que se está disputando en Roma (Italia), y que por ello había "tenido que aprovecharlo" durante la final masculina. "Me llegó esto aquí como anillo al dedo y he tenido que aprovecharlo en todos los momentos. Y la verdad estoy muy contento, no sé ni qué más decir, es que estoy... estoy emocionado", declaró Díaz este martes a los medios de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA).

"Estoy contento por todo a la vez", aludió tanto al oro como al nuevo récord de España. "La verdad es que ha sido una competición de ensueño, el debut soñado para cualquier atleta. Y bueno, no soy consciente de lo que he hecho, no he visto nada, pero sé que ha sido algo increíble", comentó desde el Estadio Olímpico de Roma.

En este sentido, dio las gracias "a todos por el apoyo" brindado "tanto en las redes como los que han estado en las gradas". "A mi familia, que deben estar como locos, y a mi equipo, que es mi familia aquí en España. Así que, 'a disfrutar!", añadió el atleta de origen cubano.

"Es complicado atacar 18,04 m, es una marca seria. Pero se ha luchado, se ha logrado y toca un objetivo importante que París, que va a ser una guerra campal, bastante chunga. Yo ahora mismo necesito sentarme, que tengo las piernas hechas un bumbo", concluyó Díaz.

BESTUÉ, SÉPTIMA EN LOS 200
Mientras, en los 200 metros femeninos, JaÙl-Sakura Bestué fue séptima. La barcelonesa, que avanzó con el segundo mejor tiempo en las semifinales con un 22.81 que suponía la mejor marca española de la temporada, no pudo mejorar su crono y completó la carrera con un registro de 22.93.

Aun así, Bestué ha hecho historia al ser la primera finalista española en la distancia en un Europeo desde que lo consiguiera Sandra Myers en 1990. El oro fue para la suiza Mujinga Kambundji (22.49), mientras que la británica Daryll Neita (22.50) y la francesa Hélène Parisot (22.63) también se subieron al podio.

Por otra parte, en la final de los 10.000 metros, las españolas Alicia Berzosa y Laura Priego terminaron duodécima y decimocuarta, respectivamente, en una prueba dominada por la italiana Nadia Battocletti (30:51.32) por delante de la neerlandesa Diane van Es (30:57.24) y de la británica Megan Keith (31:04.77), plata y bronce.

La ciudadrealeña paró el crono en 32:37.60, mejor marca personal, algo que también consiguió la madrileña, que entró en meta en un tiempo de 32:40.25. Ambas debutaban en un Europeo.