VISITAMOS UN TALLER
VISITAMOS UN TALLER

La confección artesanal de un traje de luces

Para coser un vestido o traje de torear hace falta un mes cómo mínimo

Las figuras del toreo se hacen, al menos, tres o cuatro trajes al año

Para decidir cómo serán los trajes del año que viene, piensan, más que en la moda, en los triunfos que lograrán con ellos

4 December 2019

Las sastrerías de toreros son una institución, un lugar de encuentro donde la confianza con los clientes juega un papel fundamental. Son talleres muy especiales y cuando cierra uno de ellos, un poco de historia del toreo desaparece.

Un vestido de torear se confecciona entre 30 y 35 días. Es un trabajo lento y primoroso que exige mucha dedicación y escapa de las modas.

Hablamos del proceso con el sastre taurino, Antonio López. Nos cuenta que los colores de los vestidos, más que la temporada o las modas, los determinan los éxitos.

Hasta 1890 no empezó a utilizarse el oro y el metal para la confección de los vestido de torear. Antes eran de pasamanería o azabache. Del material con el que se confecciones depende mucho el precio.

Lo importante, dice Antonio que lleva toda la vida cosiendo vestidos de torear no es el vestido, es lo que se hace con el vestido, porque la tauromaquia, sigue explicando, tiene tanta fuerza que se lo come todo.

ES NOTICIA