MADRID
MADRID

Brutal agresión homófoba a un joven al que le grabaron "maricón" en el glúteo

Ocho encapuchados agredieron al joven, de 20 años, en el barrio de Malasaña, en Madrid.

Según Interior, en los 6 primeros meses des año se han presentado 610 denuncias por agresiones homosexuales.

CANAL SUR MEDIA 7 September 2021

La Policía investiga una supuesta agresión homófoba contra un joven de 20 años en el barrio de Malasaña, en Madrid. La tarde del pasado domingo, ocho encapuchados agredieron al joven y con un cuchillo le grabaron la palabra "maricón" en su glúteo. De momento, no hay ningún detenido.

La víctima, un joven homosexual de 20 años, fue asaltado en el portal de su casa en el barrio de Malasaña, en Madrid. Un grupo de 8 personas, encapuchadas y vestidas de negro le acorralaron, golpearon y con un cuchillo le cortaron el labio al grito de "maricón", palabra que le grabaron en el glúteo. Los vecinos ven con estupor que tuviera lugar a plena luz del día, a las 5 de la tarde.

La Policía investiga esta agresión como un delito de odio. Se centran en las grabaciones de las cámaras de seguridad de varios edificios y buscan testigos que pudieran a aportar pistas. Durante la pandemia los delitos de odio se dispararon a a través de las redes. Según Interior en los 6 primeros meses des año se han presentado 610 denuncias. La codnena de partidos y colectivos es unánime y ya hay convocadas varias protestas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado para este viernes una reunión urgente de la Comisión de seguimiento del plan de lucha contra los delitos de odio, tras la última agresión homófoba registrada en Madrid.

En la rueda de prensa del Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha informado de que Sánchez presidirá la reunión con el objetivo de activar nuevos mecanismos para evitar este tipo de agresiones, que merecen "el máximo reproche social y político".

Sánchez va a solicitar también al Congreso y a los grupos parlamentarios que aceleren al máximo la tramitación de la ley para la igualdad de trato y la no discriminación, la conocida como ley Zerolo.

LA FELGTB EXIGE ACTUAR ANTE LAS AGRESIONES HOMÓFOBAS.
Las últimas agresiones homófobas, incluido el brutal ataque a un joven en el barrio de Malasaña de Madrid, están provocando el miedo en el colectivo LGTBI, que exige la rápida aprobación de una ley estatal que castigue hasta los actos más leves, como una increpación en la calle al grito de "maricón".

"Dentro del colectivo por supuesto que hay miedo", asegura a Efe la vocal de delitos de odio de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Arantxa Miranda, que recuerda también el asesinato de Samuel en A Coruña. No sólo aumentan las agresiones, alerta, sino que la violencia es "extrema"
En el caso del joven de Malasaña, atacado según la denuncia por ocho encapuchados que le grabaron con un cuchillo la palabra "maricón" en el glúteo, se ha buscado atacar su dignidad, humillarle, destaca Miranda.

Duda sobre las causas, sobre si el confinamiento y el encierro por la pandemia puede estar tras el "desquicie social" que se está viendo, pero alerta también del impacto de los "grupos de extrema derecha, que señalan a ciertos colectivos como los culpables de todo", y recuerda que hay límites que no pueden rebasarse en lo público.

A su juicio, igual que se actuó ante la violencia de género y se crearon unidades especializadas en los distintos cuerpos policiales, es necesario actuar ante los ataques homófobos.

Según explica, en España hay trece comunidades que sancionan incidentes de odio, pero faltan herramientas y salvo en Madrid no hay unidades especializadas.

La FELGTB reclama que se tramite ya la prometida ley estatal para garantizar los derechos de estos colectivos y "sancionar desde el nivel más bajo, hasta lo más grave".

Los colectivos COGAM y Kikif han convocado para este sábado una concentración, a las 19.00 horas, en la madrileña Puerta del Sol, con el lema "Nos están matando", protesta a la que se han adherido ya numerosas asociaciones.

Desde COGAM enmarcan el ataque de Malasaña en la "ola de agresiones" que está sufriendo este colectivo desde hace "cuatro años".

"Se han cuadriplicado nuestras atenciones. Queremos manifestar el apoyo a las víctimas y exigir a las autoridades que denuncien los discursos de odio", afirma a Efe Ronny de la Cruz, portavoz de la asociación, que cuenta con un servicio de atención integral a víctimas de ataques homófobos, tanto desde el punto de vista jurídico como psicológico.

Según han informado a Efe fuentes policiales, la investigación de la última agresión es difícil, aunque se está trabajando intensamente, con celeridad y discreción a la vez para identificar a los responsables.

En el atestado policial se incluyen fotografías de las heridas de la víctima y grabaciones de vídeos de las zonas próximas donde ocurrió. Los agentes están analizando estas pruebas, principalmente los vídeos, para identificar a los atacantes. Por el momento no ha trascendido el lugar donde ocurrió el suceso ni si la víctima conocía a sus agresores, con el objetivo de no entorpecer la investigación.

ES NOTICIA