reunión en sevilla
reunión en sevilla

Gobierno y Junta se comprometen a "salvar lo que se pueda salvar" de Abengoa

Así lo ha asegurado la ministra de Industria, Reyes Maroto, al término de la reunión celebrada en Sevilla y en la que se ha acordado crear un grupo de trabajo para analizar un nuevo plan de viabilidad. Habrá que buscar el apoyo también de Europa, ha dicho el consejero.

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, el consejero Velasco y la ministra Reyes Maroto se han dirigido a más de un centenar de trabajadores que se manifestaban a las puertas del Palacio de Exposiciones de Sevilla

Este lunes Abengoa ha presentado ante el juzgado de lo mercantil que decide sobre la liquidación de la matriz, una oferta de inversión de 200 millones de euros, para salvar las unidades productivas

CANAL SUR MEDIA 4 July 2022

Gobierno y Junta de Andalucía se han comprometido esta tarde a buscar una solución a la crisis que atraviesa Abengoa y que pasa por "salvar lo que se pueda salvar" del conglomerado de más de 300 filiales del grupo. Así lo ha asegurado la ministra de Industria, Reyes Maroto, al término de la reunión celebrada en Sevilla y en la que se ha acordado crear un grupo de trabajo para analizar un nuevo plan de viabilidad

Hoy Abengoa ha presentado, ante el juzgado de lo mercantil que decide sobre la liquidación de la matriz, una oferta de inversión de 200 millones de euros, para salvar las unidades productivas.

Este ha sido el resultado de la reunión mantenida en el Palacio de Exposiciones y Congresos (Fibes) entre la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades en funciones de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco; el viceconsejero de Presidencia en funciones, Antonio Sanz, y el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, con la presencia del administrador concursal de Abengoa.

La ministra ha confirmado este lunes el "compromiso firme" de las administración central y autonómica de "salvar Abengoa, apelando a la necesidad de delimitar "qué queremos salvar" dentro de la multinacional: "Claramente, el negocio de las empresas que tienen carga de trabajo" dentro del complejo conglomerado que conforma Abengoa.

Las partes han acordado la creación de un grupo de trabajo "técnico" desde este próximo martes "conscientes de que hay poco tiempo" para conseguir "reflotar" Abengoa de la "delicada" situación en la que se encuentra. La decisión adoptada es la de hacer "ajustes" al plan de viabilidad presentado por la compañía y rechazado por la SEPI la semana pasada con el fin de "acotar el perímetro" de aquellas firmas del entramado empresarial que se pueden "salvar" mediante instrumentos públicos y privados, en palabras de Maroto.

El consejero Velasco, por su parte, ha remarcado el "compromiso firme" de la Junta de "contribuir a que Abengoa salga del bache". Habrá que buscar el apoyo también de Europa, ha dicho el consejero. Mientras, el alcalde ha reconocido que la reunión "tenía que salir bien y ha salido bien".

La reunión crea una comisión técnica que empezará a trabajar a partir del martes contrareloj para intentar salvar el mayor número de trabajadores y las empresas que sean más viables. 

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, el consejero Velasco y la ministra Reyes Maroto, que han estado en la reunión, se han dirigido a más de un centenar de trabajadores que se agolpaban en las puertas del Palacio de Exposiciones de Sevilla para explicarles que ayudarán todo lo que puedan pero que la situación es muy compleja. Para los empleados se abre una puerta a la espera.

Las administraciones se reunían para intentar encontrar nuevas fórmulas que permitan reflotar la compañía después de la negativa de la SEPI a aportar 249 millones de préstamo.

Los representantes de los 2.500 trabajadores del grupo Abengoa en Andalucía exigen a las grandes administraciones, Estado y Junta, que acaben con los reproches mutuos para intentar salvar al menos a las 27 empresas filiales, una vez se ha iniciado el proceso de liquidación de la matriz histórica.

Las filiales han iniciado el preconcurso de acreedores para ganar tiempo hasta septiembre y para buscar acuerdos con los acreedores sobre los 6.000 millones de euros de deuda. Los trabajadores se van a concentrar esta tarde frente a la sede de Fibes mientras se celebre la reunión. 

ES NOTICIA