violencia de género
violencia de género

A disposición judicial el detenido por el asesinato machista de Virginia

Los primeros datos de la autopsia indican la asfixia como causa de la muerte de Virginia, de 51 años. Su asesino había cumplido condena por maltratarla

Han quedado en libertad con cargos las dos mujeres detenidas por encubrimiento del crimen

Este jueves se ha guardado un minuto de silencio en el Ayuntamiento de Sevilla en repulsa por el asesinato

CANAL SUR MEDIA 23 June 2022

La causa de la muerte Virginia, la última víctima de violencia machista en España, pudo ser la "asfixia". Son los primeros datos de una autopsia muy compleja para los forenses por el estado en el que se encuentra el cuerpo que ha permanecido dos meses en el río Guadalquivir entre unos juncos. Allí la dejó su expareja tras matarla y allí condujo este miércoles a la policía. Por el estado del cuerpo, se sabe que lo escondió tras el crimen entre la maleza

El grupo de homicidios acaba de dejar en libertad con cargos  las dos mujeres detenidas acusadas de encubrimiento. Vivían en el mismo piso que la pareja en el barrio de la Macarena. La policía investiga el grado de implicación y encubrimiento del crimen de la mujer arrestada. Este viernes el autor confeso del crimen pasará a disposición judicial del juzgado de violencia sobre la mujer de Sevilla.

En el ayuntamiento de Sevilla se ha guardado este jueves un minuto de silencio en repulsa por el asesinato de Virgnia al que han asistido la mayoría de los concejales y diversas asociaciones de defensa de los derechos de la mujer. En el acto se ha dado lectura a un manifiesto .

Virginia, de 51 años,  estaba inscrita en el Registro Central para la Protección de las Víctimas de Violencia Doméstica (VioGén), había sufrido violencia machista tanto de su presunto asesino, un hombre de 50 años, como de una pareja anterior, ha desvelado el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández.

El hombre que ha confesado haberla asesinado ya fue condenado en 2020 a 16 meses de alejamiento de su expareja, y desde entonces no había habido más denuncias por parte de ella.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), tras un juicio rápido saldado por conformidad entre las partes, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Sevilla lo condenó el 31 de agosto del año 2020 por un delito de lesiones en el ámbito de la violencia de género cometido sobre la víctima.

Le impuso 40 días de trabajo en beneficio de la comunidad y 16 meses de alejamiento de la víctima (a una distancia de 300 metros), así como la prohibición de comunicarse con ella.

Este mismo juzgado entiende ahora el caso, sobre el que ha decretado secreto de sumario.

ES NOTICIA