zona sísmica
zona sísmica

Granada responde al enjambre de seísmos con inspecciones y peticiones de calma

La mayoría de los temblores han tenido su epicentro en Santa Fe.

CANAL SUR MEDIA 30 January 2021

Granada ha respondido al enjambre sísmico, que ha convertido a su área metropolitana en el epicentro de más de 800 terremotos, dividida entre las inspecciones a los edificios y las peticiones de calma a la sociedad, que vive con temor los pequeños temblores recurrentes y con algunos vecinos refugiados al aire libre.

Santa Fe (Granada) fue hace una semana el epicentro de un terremoto de 4,4 que alertó a la población, el primero de los cinco temblores que han superado los cuatro grados de magnitud y que mantienen activa la inquietud y el estado de alarma entre la población.

Todos estos seísmos se engloban en una serie de temblores que comenzó el pasado 1 de diciembre, y desde entonces se han superado los 400 terremotos y ha provocado que la Junta de Andalucía mantenga activa la fase de preemergencia del Plan de Emergencias ante el riesgo sísmico.

La mayoría de los temblores han tenido su epicentro en Santa Fe, cuyo ayuntamiento ayuda a sus vecinos con una oficina dedicada a gestionar los daños provocados por los terremotos.

Responsables municipales han vuelto a inspeccionar este sábado inmuebles e infraestructuras junto a técnicos del área de prevención del Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Físicos de la Universidad de Granada.

Pese a los daños en algunos edificios, la responsable del área de prevención del Instituto Andaluz de Geofísica, Mercedes Feriche, ha destacado que las estructuras de los principales inmuebles están "aguantando bastante bien" la presión sísmica.

Esta experta ha recordado que ante un acumulado de temblores como el que afecta a Granada lo importante es que la estructura responda adecuadamente a los seísmos, aunque provoque daños en tabiquerías o las escayolas.

La semana intensiva de seísmos ha provocado daños en la fachada de la Catedral de Granada, con un pináculo partido y otro que se ha desprendido y ha caído al suelo.

El Arzobispado de Granada ha detectado estos daños en la fachada principal del monumento, obra de Diego de Siloé, y trabaja en la revisión, comprobación y consolidación del edificio, que no presenta daños en su interior.

"Se mantiene el temor, la inquietud por los diferentes movimientos sísmicos de la última semana", ha explicado a Efe el alcalde de Santa Fe, Manuel Gil, que ha apuntado que el ayuntamiento ha creado una mesa de trabajo para analizar cómo la evolucionado el municipio y para diseñar medidas de apoyo a los vecinos y de prevención.

Gil ha confirmado que sus vecinos presentan una situación de "hartazgo" porque a la pandemia de coronavirus se han unido ahora los movimientos sísmicos, aunque ha reiterado un mensaje de tranquilidad.

Pese al repetido mensaje de mantener la calma y permanecer en las viviendas, los continuos temblores siguen provocando que numerosos vecinos hayan abandonado sus casas para trasladarse a la de familiares o amigos.

"Todo esto nos tiene un poco en alerta, porque cuando son de bastante intensidad piensas que vendrá otro más fuerte, aunque parece que se está calmando", ha explicado a Efe Cristina Mogollón Pérez, una vecina de Santa Fe que acaba de regresar a su piso tras pasar unos días en la casa de sus padres.

El alcalde de Santa Fe ha explicado que el municipio ha habilitado espacios públicos abiertos, especialmente el antiguo campo de fútbol, que cuenta con servicios, para atender a los vecinos que no quieren estar en sus casas.

Esta misma medida la han seguido otros municipios de la Vega de Granada que se sitúan en el epicentro del enjambre sísmico, como Chauchina cuya alcaldesa, Marina Martín, anunció que se habilitaban también las infraestructuras abiertas.

Juan Antonio Prados, barrendero en Santa Fe, ha detallado que algunas partes del casco histórico del municipio están "tocadillas" y que se sigue trabajando para recoger los cascotes que los terremotos han dejado en el suelo.

Durante este sábado, una semana después del primero de los cinco terremotos de más de 4 grados, Granada acumula una veintena de seísmos, todos de escasa intensidad. 

ES NOTICIA