ANTIDROGA
ANTIDROGA

Una macroperación iniciada en el Campo de Gibraltar acaba con los mayores narcotraficantes de hachís

La Guardia Civil ha detenido a diez personas tras diferentes actuaciones en Almería y Málaga entre otras ciudades en una operación para la que ha sido necesaria la colaboración de la Europol y de la DEA estadounidense.

15 November 2022

La Guardia Civil, en una segunda fase de operación Mvrand iniciada en diciembre de 2021 y en la que se detuvo a uno de los narcotraficantes más buscados a nivel internacional, ha detenido a otras 10 personas relacionadas directamente con la organización por él liderada y con la introducción de grandes remesas de cocaína y hachís tanto en España como en diferentes países europeos.

Tras el análisis de todos los dispositivos y documentación que fue intervenida por los agentes, se ha podido vincular directamente a estas diez personas con la introducción en nuestro país de un total de 117.000 kilogramos de hachís y de 3.359 de cocaína.

En esta ocasión, se han llevado a cabo actuaciones en ciudades como Almería, Barcelona, Ceuta y Málaga, donde se ha conseguido detener a un ciudadano marroquí, mano derecha del líder de este grupo criminal, detenido en Barcelona en la primera fase de esta macroperación.

Los integrantes de esta banda llegaron a convertirse en los mayores suministradores de hachís conocidos. Solo durante los últimos meses del año 2021, se ha constatado que suministraron más de 100 toneladas de hachís a diferentes organizaciones criminales que operaban en España, entre ellas al clan de los Castaña en el Campo de Gibraltar.

En lo que a la logística se refiere, importaban las narcolanchas y los motores de gran potencia/cilindrada de forma clandestina desde los Países Bajos, introduciendo ambos en naves cercanas a las costas de Portugal, lugar donde ponían a punto dichas embarcaciones y las activaban en las diferentes rutas de entrada de sustancia estupefaciente. Estas embarcaciones estaban destinadas a pasar varios meses navegando, realizando continúas recogidas de droga en Marruecos para posteriormente realizar trasvases o introducirlas en las costas españolas.

El grupo criminal contaba con una sólida infraestructura en Dubái, lugar desde donde se dirigían todas las actividades de su entramado económico. A modo de ejemplo, ha quedado corroborado cómo enviaban 'mulas' desde ese Emirato trasladando relojes de gran valor económico a España, habiéndose intervenido por los investigadores varias de estas piezas, algunas de ellas de coleccionista y cuyo valor en el mercado alcanzaría precios superiores a los 800.000 euros. De la misma manera, también habrían adquirido varios yates de lujo utilizando esta compleja red de blanqueo de capitales.

La investigación se inició a principios del año 2020 por el Grupo Central Antidrogas de la Unidad Central Operativa y ha sido desarrollada en coordinación con la Fiscalía Delegada Antidroga del Campo de Gibraltar y dirigida por el Juzgado de Instrucción Mixto número 2 de San Roque (Cádiz), centrando todos sus esfuerzos durante los dos últimos años en desmantelar completamente la estructura de esta organización criminal, con la finalidad de cortar el flujo y suministro de hachís a los principales clanes que operan en España.

Ha sido determinante para el éxito de la operación el apoyo de Europol y de la DEA, la agencia estadounidense de lucha contra la droga.

ES NOTICIA