los reporteros
los reporteros

La Línea pide más: exige un estatuto de ciudad autónoma como Ceuta y Melilla

"Los Reporteros"  se ocupa del futuro de la ciudad campogribraltareña, que peleará en el Supremo por celebrar un referéndum para convertirse en ciudad autónoma como Ceuta o Melilla. 

La Línea es el único municipio europeo que hace frontera con el Brexit y afronta problemas singulares -desempleo, contrabando y narcotráfico-, que afectan a su reputación.

CANAL SUR MEDIA 18 December 2022

"Los Reporteros"  se ocupa del futuro de la ciudad campogribraltareña de La Línea de la Concepción. Esta semana, su Ayuntamiento ha adoptado una medida que podría ser crucial para su futuro: recurrirá, ante el Tribunal Supremo, la decisión del Gobierno central de rechazar la celebración de un referéndum para que La Línea pueda convertirse en ciudad autónoma. Un reconocimiento que daría más oportunidades y recursos para una población marcada históricamente por su condición fronteriza.

Se suele decir que los medios de comunicación son un espejo de lo que ocurre. Y puede que sea cierto. Sucede sin embargo que hay lugares que no siempre se reconocen en su reflejo. La Línea, por ejemplo: el único municipio europeo que hace frontera con el Brexit, afronta problemas singulares -desempleo, contrabando y narcotráfico- que además parecen funcionar como vasos comunicantes. Y por si eso fuera poco, esta ciudad se enfrenta también y sobre todo a una crisis de reputación como no se conoce en ningún otro sitio.

La Linea está sobradamente acostumbrada a ser el centro de la noticia por lo de casi siempre. Sea o no un prejuicio, lo cierto es que el temor a instalarse aquí existe, y eso afecta al empleo. Hay funcionarios de otras provincias que rechazan un posible traslado a la Línea y muchos de aquellos que lo aceptan, llegan con la idea de marcharse cuantos antes, por si acaso. De cada cada tres personas de la Línea en edad de trabajar, una tiene empleo, la otra no lo tiene y la tercera lo ha encontrado en Gibraltar.  A día de hoy 11.200 trabajadores españoles tienen un empleo estable en la colonia, una cifra que asciende hasta los 14.000 si contamos a los que realizan trabajos puntuales.

El desempleo fuera de la colonia, galopa mientras tanto y se ceba en las zonas más humildes del Campo de Gibraltar: hace pocos años, en plena crisis financiera, el paro juvenil en barriadas como la La Atunara y El Junquillo, en La Linea, Saladillo en Algeciras o Puente Mayorga, en San Roque, alcanzó el ochenta por ciento. Sin formación y sin empleo, la tentación de trabajar para el narcotráfico casi siempre se abre paso.

Todo aquí parece jugarse a cara o cruz. Ahora sin embargo, el alcalde, Juan Franco, que encabezó en 2019 una candidatura independiente y que gobierna con una incontestable mayoría absoluta, propone una nueva partida: celebrar un referéndum para que La Línea decida si querría convertirse en ciudad autónoma con un estatuto idéntico al de Ceuta y Melilla.

Es improbable que ese referéndum llegue a celebrarse. El Gobierno ya ha cerrado la puerta a esa iniciativa y el recurso que el ayuntamiento ha elevado al Tribunal Supremo tiene pocas posibilidades de prosperar. Lo que sí parece haber logrado este municipio, y la comarca en su conjunto, es llamar la atención sobre los problemas singulares de este territorio. Una cosa es vivir en una esquina del mapa y otra muy diferente resignarse a sobrevivir en el ultimo rincón de Europa.

ES NOTICIA