cádiz
cádiz

La jueza niega la libertad para otros dos encarcelados tras el asesinato de dos guardias en Barbate

Entiende que, pese al informe de la UCO, están siendo investigados por presuntos delitos de contrabando cometido en el seno de un grupo u organización criminal

Estos delitos podrían conllevar en total una pena grave de hasta ocho años y medio de cárcel

CANAL SUR MEDIA 23 May 2024

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Barbate (Cádiz) ha rechazado poner en libertad a otros dos tripulantes de la narcolancha que fue confundida con la que embistió y mató a dos agentes de la Guardia Civil en el puerto de Barbate el pasado 9 de febrero. En dos autos con fecha del pasado 21 de mayo, el juez rechaza la petición de libertad provisional que habían solicitado las defensas de Mustafa C. y David G.N, tras conocer el informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que concluyó que la embarcación en la que éstos viajaban, junto a otros cuatro investigados que permanecen en la cárcel, no fue la que embistió a la lancha de los agentes, ha informado este jueves el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Las defensas de estos dos investigados son las únicas dos peticiones de libertad que el juzgado recibió tras el informe de la UCO. No obstante, el pasado 10 de mayo, cuando ya la jueza conocía este informe, rechazó también una petición de libertad para Francisco Javier M.P., Kiko el Cabra, el piloto de la narcolancha, que había sido tramitada con anterioridad. La Audiencia Provincial de Cádiz tiene pendiente de resolver varios recursos de apelación contra el encarcelamiento provisional de otros de los seis hombres que iban en esta narcolancha, entre ellos los de los tres que se subieron a ella para reparar una avería mecánica.

La jueza de Barbate rechaza poner en libertad a Mustafa C. y David G.N, que se encuentran en prisión provisional, comunicada y sin fianza, con argumentos similares a los que empleó para Kiko El Cabra. Entiende que, pese al informe de la UCO, están siendo investigados por presuntos delitos de contrabando cometido en el seno de un grupo u organización criminal, resistencia y desobediencia a agente de la autoridad.

Estos delitos podrían conllevar en total una pena grave de hasta ocho años y medio de cárcel (hasta siete años y medio de prisión el delito de contrabando cometido en el seno de un grupo u organización criminal, y hasta un año de cárcel los delitos de resistencia y desobediencia a agente de la autoridad). En el caso de David G.N., tiene además antecedentes policiales y está siendo investigado actualmente en otros dos procedimientos judiciales. Kiko El Cabra, tiene antecedentes penales, y una pena suspendida por plazo de dos años, según fuentes del TSJA.