yacimiento paleolítico
yacimiento paleolítico

Las pinturas rupestres de la cueva de Ardales son de neandertales

Un equipo internacional liderado por investigadores de la Universidad de Cádiz demuestra el origen humano de las marcas rojas, realizadas hace 65.000 años en este paraje malagueño

Este lunes se han publicado los resultados de este estudio en una revista científica estadounidense

CANAL SUR MEDIA 3 August 2021

Son mucho más que trazos rojos sobre un conjunto de estalagmitas de la cueva de Ardales, en Málaga. Pueden ser las muestras de pintura rupestre más antiguas del mundo, con 65.000 años de antigüedad.

Un equipo internacional, liderado por la universidad de Cádiz, ha demostrado que pudieron ser hechas por los neandertales que poblaban entonces el sur de la Península Ibérica.

José Ramos Muñoz, catedrático de Prehistoria en la Universidad de Cádiz, nos lo explica. El pigmento usado es un tipo de ocre, óxido de hierro fundamentalmente que no existe en ningún otro lugar de la cueva y que debió de llegar allí desde fuera. La finalidad de estas pinturas quizá no era artística, sino simbólica.

Con este estudio, que ahora se publica en la revista científica estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences, PNAS, se diluye la teoría de que el arte nació con el homo sapiens. Y de que el neandertal fuera menos humano que simiesco.

Desde que en 2011 empezó a investigarse exhaustivamente, la cueva de Ardales se ha convertido en uno de los enclaves paleolíticos más importantes de Europa.

ES NOTICIA