ECOLOGÍA
ECOLOGÍA

Adiós a las pajitas y a los cubiertos de plástico, llega la nueva ley de residuos

Los envases de plástico de un solo uso serán gravados fiscalmente

El agua será gratis en bares y restaurantes

Se acabó la obsolecencia programada

2 June 2020

Los envases de plástico de un solo uso serán gravados fiscalmente, ha anunciado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, tras aprobar el Gobierno el arranque de una norma que limitará duramente esos productos y cuyo texto endurece el régimen sancionador en tema de residuos.

El Consejo de Ministros ha dado luz verde hoy al anteproyecto de ley de Residuos y Suelos Contaminados que incluye el reto de poner coto a los plásticos de un solo uso, la Estrategia Española de Economía Circular para recortar el 15 % la generación de residuos en 2030 y un real decreto que mejora el control de traslados de los residuos.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Ribera ha explicado los detalles de esta nueva norma en cuyo texto se incluye que, para los recipientes de plástico de un solo uso, el tipo impositivo del nuevo impuesto indirecto será de 0,45 euros por kilogramo de envase, una medida con la que se estima una recaudación de cerca de 724 millones de euros.

Según el texto, a partir del 3 de julio de 2021 quedaría prohibido introducir en el mercado: bastoncillos de algodón, excepto si entran en el ámbito de los productos sanitarios; cubiertos (tenedores, cuchillos, cucharas, palillos); platos; pajitas y agitadores de bebidas; así como los recipientes y vasos para alimentos y bebidas hechos de poliestireno expandido, incluidos sus tapas y tapones.

Asimismo se prohíbe cualquier producto de plástico fabricado con plástico oxodegradable y el uso de cosméticos y detergentes que contengan microplásticos añadidos intencionadamente.

AGUA GRATIS EN BARES Y RESTAURANTES

Con el objetivo de reducir el consumo de envases, las administraciones públicas deberán reducir el consumo de agua embotellada en sus dependencias, entre otras, mediante el fomento de fuentes de agua potable en condiciones que garanticen la higiene y la seguridad alimentaria, suministrando agua en envases reutilizables.

Asimismo, en los establecimientos de hostelería y restauración se tendrá que ofrecer siempre a los clientes la posibilidad de consumo de agua no envasada de manera gratuita y complementaria a su oferta.

SE TERMINÓ LA OBSOLECENCIA PROGRAMADA

Para alargar la vida útil de los productos y combatir la obsolescencia programada, habrá que fomentar el diseño, la fabricación y el uso de productos que sean eficientes "en el uso de recursos, duraderos, reparables, reutilizables y actualizables" y promover la reparación y reutilización, en particular para aparatos eléctricos y electrónicos, textiles y muebles, envases y materiales y productos de construcción.

ES NOTICIA