La tarde, aquí y ahora

Vemos la forma de crear un búcaro o botijo como se viene haciendo desde hace siglos

Su peculiar color garbanzo viene del salitre que lleva el barro que se utiliza para crearlos. Además, durante esta época del año se convierten en unos objetos muy apreciados por su forma natural de enfriar el agua. 

Puedes ver más noticias destacadas en la web de "La tarde, aquí y ahora"y los programas completos en CanalSur Más. 

23 June 2022

Vamos a hablar de un objeto que nos ha acompañado a lo largo de siglos para saciar la sed tanto en las casas como a la sombra de una encina o un olivo. 

Vemos cómo se crean esos botijos o búcaros de toda la vida con un artesano de Lebrija, Sevilla, que utiliza las técnicas de antaño.

Lo primero que hemos querido es salir del taller para mostrarles el impresionante patio de una alfarería con varios siglos de antigüedad. Se conserva tal cual y lo corona un horno que se conserva intacto, y se ha utilizado hasta hace bien poco.

Hablamos con el alfarero Juan Sebastián López. Nos cuenta este artesano que empezó el oficio de pequeñito porque cuando volvía del colegio y se encontraba con el patio, el barro se convertía en su juego.

De este taller salen auténticas obras de arte con ese color tan peculiar parecido al del garbanzo. El responsable de ese resultado es nuestro protagonista, que forma parte de la cuarta generación de artesanos alfareros de su familia.

Nos cuenta Juan que el barro que se utiliza es lo que le da ese color tan peculiar a la artesanía alfarera de Lebrija. Comenta que se recoge de una zona con una agua que tiene mucho salitre. Y es ese salitre precisamente el encargado de que se blanquee el barro una vez que se cuece. Dando como resultado ese color clarito, como el del garbanzo.

Dice que todos lo años llegan entre 4 o 5 camiones con barro. El primer paso es limpiarlo porque viene con muchas impurezas. Una vez que queda limpio, se pasa por una máquina en la que se le quita el líquido. De ahí ya puede pasar al torno listo ya para utilizarse.

Comenta este alfarero que ya no hay aprendices en los talleres, así que es difícil que se perpetúe el oficio. Aunque su hijo de vez cuando le echa una mano, y así algo va aprendiendo.

Dice el artesano que hoy en día la producción está prácticamente copada por la fabricación de objetos destinados a la decoración de jardines.

Si quieres ver con detenimiento como se crea el búcaro desde que llega al torno hasta que lo usamos para refrescarnos, no te pierdas el video que acompaña la noticia.  

ES NOTICIA