LA VOZ DE VIGORRA
<
LA VOZ DE VIGORRA

¡Felicidades Pablo Alborán!

Jesús Vigorra da su particular punto de vista sobre los temas de actualidad en La mañana de Andalucía.

JESUS VIGORRA 18 June 2020

El hermano de un amigo, que era homosexual y murió encerrado en un manicomio, hace ya tiempo, acostumbra a decir que mientras en este país se escuche la expresión: "Maricón el último", aún no habremos logrado superar la homofobia latente en nuestra sociedad. Este país fue de los primeros en admitir y regularizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, y de eso hace años, pero aún emergen con frecuencia rebrotes de brutalidad de actitudes y palabras contra los homosexuales.

De ahí la importancia de que un artista carismático, de gran éxito y reconocido por el gran público, como es Pablo Alborán, haya dicho con toda la naturalidad: soy homosexual. Lo ha hecho sin exclusivas ni mercadeando con su intimidad, lo ha dicho en un mensaje lanzado en Redes al mundo y expresando su necesidad de ser un poco más feliz; supongo que se refiere a la liberación de tener que ocultar una condición sexual que su entorno conocía y respetaba desde hace tiempo. Este gesto tiene una gran importancia y es de gran ayuda para homosexuales y sus familiares que lo viven, o lo sobrellevan o lo sienten en silencio. Que Pablo Alborán, como antes hizo el fallecido Pedro Zerolo, Grande Marlaska, o Miguel Poveda, o Nacho Duato, o Javier Maroto, o Pedro Almodóvar, o Eduardo Mendicutti, o Fernando Tejero, haya salido del armario (que expresión tan horrible) da normalidad a la naturalidad de la condición humana.

"Que soy amor, que soy naturaleza", gritaba García Lorca en "La voz secreta del amor oscuro". Un amor que era homosexual pero que no podía decir su nombre. Incluso cuando se conocieron esos bellísimos sonetos lorquianos hubo filólogos y académicos que retorcieron tanto los versos y su cerebro para hacernos creer que Lorca no era homosexual, que hay que ser bestias. Y fue Gibson el primero que lo dijo y lo escribió y hay quien todavía no le perdona su valentía. Otro gran poeta andaluz, Luis Cernuda, como un lamento escribió: "Si el hombre pudiera decir lo que ama…". Qué lástima que no hayan podido vivir estos tiempos y estos días donde los hombres y las mujeres pueden levantar su voz por el cielo y decir lo que aman y a quien aman...Felicidades Pablo.

ES NOTICIA