VIOLENCIA SEXUAL
VIOLENCIA SEXUAL

El protocolo "No callamos" en los espacios de ocio nocturno, clave en la denuncia a Dani Alves

La actuación del portero de la discoteca y la implicación de los trabajadores del local nocturno han sido determinantes en este caso

La patronal del ocio nocturno ejercerá de acusación particular porque consideran que la presunta agresión sexual afecta a sus "intereses colectivos"

CANAL SUR MEDIA 25 January 2023

La presunta agresión sexual de Dani Alves a una joven de 23 años en una discoteca de Barcelona está suponiendo un antes y un después en la detección de este tipo de casos en los locales de ocio nocturno y un paso adelante en la concienciación social ante la impunidad de las agresiones sexuales.

El portero de la discoteca barcelonesa donde se presuntamente se produjeron los hechos activó el protocolo "No callamos". Se trata de un plan ideado por el ayuntamiento de Barcelona para indicar cómo debe actuar el personal de las discotecas en caso de agresión sexual dentro del local. El plan contempla ofrecer atención inmediata a la víctima cundo se detecar el caso, avisar al responsable del local y acompañar a la víctima a una estancia habilitada para ello, ofreciéndole también la posibilidad de que la acompañen sus amigos o acompañantes.

El siguiente paso es ofrecer a la víctima atención especializada: se le ofrece la posibilidad de llamar a los servicios médicos de urgencia para, en caso de que lo requiera, llegar al hospital, o a los Mossos d'Esquadra, que en este caso se hicieron cargo de la investigación. Lo más importante es que la víctima va a estar acompañada en todo momento por el personal hasta que abandone el establecimiento de forma segura, algo fundamental para que pueda haber denuncia antes de que se esfumen las pruebas. En Andalucía existen protocolos similares.

La actuación del portero de la discoteca y la implicación de los trabajadores del local nocturno han sido determinante en este caso.

LA PATRONAL DEL OCIO NOCTURNO EJERCERÁ LA ACUSACIÓN POPULAR
A esto hay que unir que en las últimas horas la patronal del ocio nocturno de Cataluña Fecasarm y la estatal Spain Nigthlife han enviado un escrito a la jueza del caso Dani Alves para ejercer la acusación popular en la causa, como medida disuasoria y porque la presunta agresión sexual sería un delito que afecta a "intereses colectivos".

Las patronales catalana y española destacan asimismo que en este caso "ostentan un claro interés legítimo y personal junto al interés general existente", al haber tenido lugar los hechos en un local de ocio nocturno. Subrayan, además, que se trata de unos hechos que "dañan gravemente la imagen" de estos locales, tanto a nivel de Cataluña como nacional e internacional.

Mientras, cada día se conocen más detalles de lo ocurrido. Este miércoles ha trascendido que la víctima fue grabada por error por la cámara de un Mosso de Esquadra, poco después de la agresión. En esas imágenes se aprecia como la joven llora desconsoladamente asegurando que Alves la había violado.

ES NOTICIA