canal sur con la cultura
canal sur con la cultura

Swamp: 'El Arte es el tótem al que hay que aferrarse siempre, y más ahora'

Son Maite Herrera, Abbi Fernández y Txako Jones, andaluzas, de Sevilla

Se inspiran en la naturaleza, en los sonidos que pasan desapercibidos, en el amor, en el aire y, por supuesto, en el fango

Para ellas es necesario dar un giro a la mente, afrontar el futuro de forma distinta y montar un proyecto nuevo

Su timón es la ilusión y hacer las cosas con ganas, su lema

canalsur.es le acerca las reflexiones de artistas andaluces o que viven en Andalucía sobre cómo afecta la covid-19 a la cultura y al proceso creativo

Catrina Winkler Lozano 26 August 2020

Armonías vocales, guitarras, percusión y fango, mucho fango. Swamp es una formación que consta de tres componentes: Maite Herrera y Abbi Fernández a las guitarras y voces y Txako Jones a la percusión y voz. Las tres, andaluzas, de Sevilla.

Sus influencias van desde el folk, americana o country al blues y el rock. En su repertorio, se pueden encontrar clásicos reinterpretados y arreglados a su manera, así como canciones de artistas más actuales que siguen la línea musical que les une.

"Nuestro show está pensado para amantes de la música, aquellos a los que les gusta detenerse y ser oyentes y espectadores entregados. Es por ello que cuidamos cada detalle de nuestra música y nuestra puesta en escena, la cual intentamos que tenga absoluta coherencia con lo que el espectador oye".

Se inspiran en la naturaleza, en los sonidos que pasan desapercibidos, en el amor, en el aire y, por supuesto, en el fango.

TIEMPO PARA REINVENTARSE

Creen que antes de la pandemia, la sociedad tenía un poco más de ilusión cuando pensaba en el futuro. Sin obviar los días difíciles del confinamiento y los de ahora, Swamp agita la bandera del optimismo. Para ellas este momento les motiva a hacer cosas nuevas y les ha unido más como compañeras. Además, sienten que han aportado muchísimo a la gente, con sus vídeos por internet.
Dicen que lo están viviendo por día. Hay días que riman con ilusión y otros descoloridos, con más interrogantes sin respuestas. Es una pequeña pausa que no nos impide seguir creando, aclaran.

Al no tener bolos, tienen tiempo para componer, para el autoconocimiento, para explorarse, para que la mente viaje y cree  cosas nuevas. Es el momento para reinventarse.

EL PRISMA POSITIVO DE LA CULTURA Y DEL ARTE

La cultura ha sido la que les ha dado fuerza para continuar en momentos como este; la que les ha mantenido cuerdas, la que les ha regalado el prisma positivo, la responsable que muchas personas hayan comprobado cómo la música puede hacer que la sociedad sea un poquito mejor.

Lo cierto es que esta situación les ha cambiado hasta la forma de plantear su mundo artístico. Para ellas, es necesario dar un giro a la mente, afrontar el futuro de forma distinta y montar un proyecto nuevo. El timón es la ilusión, hacer las cosas con ganas, su lema.

Aseguran que lo consiguen pensando que este momento es bastante inspirador para los artistas, para las personas que se dedican a crear contenidos.

Por ello, no dudan en agarrarse, aferrarse al tótem que representa al Arte y refugiarse en la Cultura.

El Arte y la Cultura son necesarias para la sociedad, aseguran. "Siempre están en los momentos más íntimos de nuestra existencia; son una vía de escape y hacen que nos sintamos un poco más libre".

Y sin embargo, reconocen que no están justamente valorados.

Apuestan por un reconocimiento real, ni más importante, ni menos. El que tienen por los artistas -que son profesionales, puntualizan-  que se ganan el pan día tras día. Profesionales a los que se les debería dar la misma oportunidad que tienen otros sectores que son más industriales o más científicos. "El problema que todos cometemos es compararlos como si fueran iguales. Hay que tratarlos por separado".

Son unas herramientas necesarias que deberían, según ellas, deberían estar más presentes en los colegios, como por ejemplo, la educación musical. Abogan por inculcar el mundo de la música desde la niñez, para que sepan cómo se siente la música, para que noten que nos hace mejores personas, más sensibles, más ricos, además de abrirnos la mente y prepararnos un futuro mejor.

KETAMA, ETTA JAMES Y MUCHAS TABLAS

Maite Herrera: "Cuando era muy pequeña -y a través de mi madre- escuchaba mucho a Ketama. Me ponía como a imitar a Antonio Carmona con la guitarra y además cantando cosas que ni siquiera sabía lo que significaba. Pero se ve que apuntaba  ya maneras con el cante".

(Maite Herrera)

Txaco Jones: "En mi familia, aunque no hay nadie que se dedique al arte, son todos muy amantes de la música.
De pequeñita siempre había música en mi casa y por todos los rincones... Me recuerdo escuchar una cinta grabada de Etta James y pensar automáticamente :yo quiero hacer eso. Y no he parado hasta que lo he hecho".

(Txaco Jones, foto de Andrej Skerlavaj)

Abbi Fernández: "Tuve un comienzo diferente y no sé si obligado. Me crié en un teatro porque mi papá trabaja en las artes escénicas... Siempre he estado muy cerca de ello y de todo tipo de rama artística. Me decidí por la música. Y no me arrepiento".

(Abbi Fernández)

A modo de despedida, un recordatorio. Hay que amar la cultura; quizá simplemente por un detalle: ¿nos damos cuenta que en cada momento especial de nuestras vidas, siempre hay algo de cultura, de arte en él?
Amemos la cultura. Siempre. Y más ahora.

MÁS SOBRE SWAMP

FACEBOOK 

INSTAGRAM 

YOUTUBE 

ES NOTICIA