CADIZ
CADIZ

A disposición judicial los detenidos en Barbate por la muerte de dos guardias civiles

La Federación Española de Municipios ha convocado este lunes a las doce a todos los consistorios a mostrar su solidaridad con las familias de los agentes asesinados. 

CANAL SUR MEDIA 12 February 2024

Los ocho detenidos por la muerte de dos agentes de la Guardia Civil el pasado viernes en el puerto de Barbate se encuentran ya declarando en los juzgados de este municipio gaditano, a dónde han llegado en torno a las 10,30 horas de este lunes tras ser puestos a disposición judicial.

A su llegada a estas instalaciones se han escuchado gritos de "asesinos" y "criminales" por parte de una quincena de vecinos que han acudido a este punto para presenciar la llegada de los detenidos al Juzgado mixto número uno de Barbate, que instruye la causa.

Entre los ocho detenidos destacan los seis tripulantes de la narcolancha. Se trata de un vecino de La Línea,de 46 años de edad,  conocido como "Kiko el Cabra", con antecedentes por resistencia a la autoridad, desobediencia y blanqueo de capitales y quien presuntamente habría pilotado la narcolancha. Junto a él hay otro hombre detenido, de 39 años, sin antecedentes pero numerosas infracciones, casi todas por tenencia y consumo de sustancias estupefacientes. Además declara ante el juez un joven de 24 años de edad y sin antecedentes, y otros tres tripulantes de 21, 24 y 28 años de edad, con antecedentes por tráfico de drogas, atentado a agente autoridad, lesiones, delitos contra el patrimonio y blanqueo; afrontando ahora dos presuntos delitos de homicidio y de lesiones graves a agentes de la autoridad. Todos ellos como tripulantes de la narcolancha quer arrolló a los agentes. 

Los otros dos arrestados iban a recoger a los tripulantes de la embarcación en un vehículo después de que los mismos embarrancasen la lancha en una playa de La Línea. Tienen 34 y 54 años, con antecedentes por tráfico de drogas y contrabando, afrontando por estos nuevos hechos presuntos delitos de encubrimiento y resistencia grave a la autoridad.

Los agentes asesinados son Miguel Ángel González Gómez, de 39 años, natural del municipio gaditano de San Fernando, miembro del Grupo de Especialistas en Actividades Subacúaticas (GEAS), con pareja y una hija; y David Pérez Carracedo, de 43 años, natural de Barcelona, integrante del Grupo de Acción Rápida (GAR), con mujer y dos hijos.

Ambos fueron despedidos por sus compañeros, familia y autoridades en los funerales celebrados en la catedral de Cádiz y en la de Pamplona. Los dos agentes fallecidos han sido reconocidos con la concesión a título póstumo la Cruz de Oro de la Orden del Mérito de la Guardia Civil.

Ambos navegaban en una zodiac participando en una operación contra el narcotráfico en el puerto de Barbate, donde fueron embestidos por una embarcación de alta velocidad tripulada por los seis primeros detenidos, con el resultado de su muerte, además de que otros dos agentes resultaron heridos, uno de ellos leve y el segundo grave, aunque su vida no corre peligro.

Los dos agentes han sido reconocidos con la concesión a título póstumo la Cruz de Oro de la Orden del Mérito de la Guardia Civil.

Además, como consecuencia de la embestida de la "narcolancha", otros dos guardias civiles resultaron heridos, uno de gravedad y otro leve. El primero está hospitalizado, pero su vida no corre peligro.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha hecho un llamamiento a todos los ayuntamientos del país para realizar este lunes un minuto de silencio en homenaje a los guardias civiles asesinados  

FALTA DE MEDIOS Y REPUNTE DE VIOLENCIA

Las asociaciones de la Guardia Civil denuncian el repunte de la violencia que las redes de narcos ya exhibieron en 2018. Entonces se reaccionó y se logró controlar. Pero aseguran que la desaparición de importantes herramientas en su lucha contra las organizaciones criminales, como el OCON Sur, los obliga a trabajar sin los medios suficientes. 

El 6 de febrero de 2018 una veintena de encapuchados irrumpieron en el Hospital de La Línea para liberar a un narco detenido. Tres meses después, un niño de 9 años murió arrollado por una narcolancha cuando se bañaba en la playa algecireña de Getares. Fue un punto de inflexión. Los ciudadanos dijeron: basta.

El Gobierno reaccionó. El 1 de agosto de 2018 se puso en marcha en Plan Especial de Seguridad para el Campo de Gibraltar, que se acaba de renovar hasta 2025 y abarca ya 6 provincias andaluzas. Aquel plan incluyó la creación de OCON Sur, un grupo de élite de la Guardia Civil con más de un centenar de agentes especializados desplazados en comisión de servicio. Se logró controlar la situación, con éxitosas operaciones y miles de detenciones. Pero en septiembre del 2022, el Ministerio del Interior disolvió la unidad. En los últimos tiempos la violencia de los narcos ha vuelto a resurgir con fuerza. Las asociaciones policiales insisiten en que se enfrentan a una falta de medios que les impide trabajar con garantías. Así lo ha denunciado Agustín Leal, portavoz de JUCIL, la Asociación Profesional Justicia para la Guardia Civil.

ES NOTICIA