Tierra y Mar

La cosecha de arroz se reduce como consecuencia de la sequía

En las marismas del Guadalquivir la cosecha de arroz se ha reducido de manera drástica como consecuencia de la sequía.

¿Quieres ver más noticias destacadas? Visita la web de Tierra y mar. Y el programa completo lo tienes en la plataforma de CanalSur Más.

CANAL SUR MEDIA 30 October 2022

La cosecha del arroz prácticamente ha terminado en las provincias de Sevilla y Cádiz donde se cultiva. Este año por la escasez de agua se ha plantado una tercera parte de la superficie y en algunas zonas los rendimientos no son los esperados por la alta salinidad del agua de riego

Trasiego de cosechadoras estos dias en las marismas del Guadalquivir. Entran en las tablas semi-inundadas para segar el arroz. Hasta hace poco y durante décadas Andalucía era la primera región productora de España. De aquí salían 330.000 toneladas cada campaña... La situación ha cambiado. Ahora las máquinas tienen poco que recoger

Por la escasez de agua, los arrozales han tenido este año una dotación de 117 hectómetros cúbicos, una tercera parte de lo que es habitual. Cantidad insuficiente en algunas zonas para contener la salinidad del río Guadalquivir que sube cuando entra la marea

Antonio Ferri es un agricultor de Isla Mayor. Tiene 60 años y lleva desde los quince cultivando arroz

Las plantaciones se extienden en las dos orillas del Guadalquivir. En la de la izquierda, donde este año se han sembrado 4000 hectáreas no hay problemas, reciben el agua dulce desde la presa de Alcalá del Río, los inconvenientes están en la margen derecha que toma el agua del río. Y ahí es donde se nota la merma de la cosecha

Uno de cada tres granos del arroz que sale de esta zona lo comercializa Arrozúa, la mayor cooperativa arrocera de España. Tiene 800 socios y en años normales controlan la producción de 12.000 hectáreas. Hasta aquí llegan estos días los remolques llenos de grano.

Según la federación de arroceros, el sector mueve 680 millones de euros al año y le da trabajo a 5.000 personas de forma directa aunque hay otras actividades que han despegado al calor del arroz

Su cercanía con el Parque Nacional de Doñana convierten a esta zona de marismas en un ecosistema perfecto para la avifauna, sobre todo en años como éste que las lagunas del parque se han secado.

Con la campaña de siega prácticamente finalizada, los que viven del arroz tienen la mirada puesta en el próxima año y aquí, como en todo, los hay optimistas y pesimistas