Tierra y mar

El valor del boquerón

No te pierdas más noticias y entra en la web de "Tierra y mar" o mira el programa completo en CanalSur Más.

CANAL SUR MEDIA 19 June 2022

Nueve de la mañana en el puerto de Sanlúcar de Barrameda. El Muelle de Bonanza bulle de actividad. Los buques de cerco desembarcan el boquerón en grandes bidones azules. Van cargados de los preciosos peces plateados. Los bombos se introducen directos a la Lonja para alijar los boquerones en cajas blancas de polespan.

Todavía siguen llegando barcos. El Nuevo Galatea entra por la bocana. Tras la parada biológica hay boquerón en abundancia, una especie de gran valor comercial. Buenas capturas pero a las que no acompañan los precios.

Con los peces delante, la subasta funciona con la implacable ley de oferta y demanda. La caja de corcho lleva 6 kilogramos netos. Mercadona acaba de comprar tres mil, a cinco euros con noventa cada caja. A un euro escaso por kilo de boquerón. Cuando hay pescado de sobra, los precios bajan.

En todo el caladero del Golfo de Cádiz, en el año natural que termina este 30 de junio se ha repartido una cuota de boquerón de ocho mil toneladas para 75 barcos de cerco. Cada buque tiene una fracción asignada para pescarla libremente. Pero para mantener los precios dignos hace años que el Sector solicita poner un tope de pesca por barco y día. Algo que no convence al Ministerio.

Las federaciones de pesca denuncian también que la actividad está hiper-regulada. Vigilancia, control, inspección: geolocalización, tallas, cupos, paros biológicos. Hoy, en el puerto, coincidirán los dos, Ministerio y Consejería, mañana y tarde. Los pescadores de cerco se sienten acosados por las medidas de la Unión Europea.

La vocación por la pesca se resiste a desaparecer. El amor por la mar sigue encontrando corazones en los que anidar. Marta es hija y nieta de pescadores sanluqueños. Y tuvo que vencer la oposición de su padre.

Su abuelo, tampoco ve claro el futuro de la profesión. Mientras trabaja, Marta se prepara para titularse en máquinas y navegación. La tripulación la acogió como a uno más.

Bajo la supervisión de su padre, patrón del Nuevo Sirena Mar, (entran recursos Mar noche vídeos wapp) Marta se emplea con todas las faenas marineras, las duras, como acopejar las redes con el pescado, y las peligrosas como pilotar de noche el bote lucero auxiliar, una cascarita de escasos 5 metros que, cuando hay oleaje, se mueve por castigo.