Tierra y Mar

Historias de alfareros

Barro amarillento, la Greda. Seña de identidad de la Alfarería de la Rambla, en Córdoba, dónde todo se hace a mano y dónde no puede haber dos piezas iguales.

No te pierdas más noticias y entra en la web de "Tierra y Mar" o mira el programa completo en CanalSurMás.

24 April 2022

El municipio cordobés de La Rambla, históricamente vinculado con oficios artesanales, destaca en su tradición por el desarrollo de la alfarería y la cerámica con el uso de su propia arcilla como materia esencial. La urbe actual se asienta sobre las ruinas de un poblado prehistórico y buena prueba de esta afición al barro se encontraba ya en su yacimiento donde aparecieron hermosos vasos campaniformes de la edad del cobre, de hace más de 4.000 años.

A partir de la expulsión mozárabe, la alfarería tradicional basó su producción en la llamada pieza blanca en bizcocho: obras funcionales para recoger y refrescar el agua, como cántaros, dornillos, jarras de varios picos y su mundialmente famoso botijo de La Rambla. Alfarería El Yiyo es uno de los pocos talleres que todavía los tornean. Una arcilla muy modelable y con gran plasticidad permite al artesano disfrutar cuando lo trabaja.

El barro amarillento o greda que se extrae de su suelo es precisamente una de las señas de identidad más marcadas de la alfarería rambleña. En El Yiyo fueron los últimos, quizá de toda Andalucía, en usar el antiguo horno moruno de leña.

Con la introducción de nuevas técnicas y materiales, el arte de la cerámica sufre una fuerte transformación que culmina con la creación de la Exposición de Alfarería de la Rambla. Durante la segunda mitad del siglo pasado los pequeños talleres familiares se van transformando en una industria moderna. Se reintroduce el vidriado, perdido desde la Edad Media, y la cerámica se enriquece con arcillas más complejas, novedad de pigmentos y motivos pintados a mano de gran riqueza y libertad.

La producción rambleña ha sufrido una notable transformación aunque conservando una labor artesanal en el acabado y decorado de las piezas. El municipio se sitúa como referente en el sector artístico alfarero, en España y en el exterior.

Como en toda moneda, aquí también hay una cara difícil o más amarga. Dejamos este hermoso pueblo cordobés con su noble lucha por progresar, creando arte desde el barro. En La Rambla conviven todavía estos alfareros que trabajan la arcilla en su torno de la manera más tradicional con artistas de vanguardia que, sin perder sus raices artesanales, han elevado la cerámica a la categoría de arte.