Tierra y mar

La complejidad y el impacto del incendio de Sierra Bermeja

Un reportaje que más allá de la información ha querido ser también un homenaje, un reconocimiento a las personas que llegan a dar su propia vida para proteger la de todos.

Puedes ver el programa completo si entras en la web de "Tierra y mar".

19 September 2021

Todo auguraba un verano muy duro, aunque ya con la temporada avanzada el fuego no había presentado el nivel de virulencia temido. Hasta que un incendio de enorme voracidad, como nunca se había conocido en Andalucía, a juicio de los expertos, ha trastocado todas las previsiones.

Surge de noche en Sierra Bermeja, en Málaga y en dos focos diferentes. Después avanza sin control, creando su propia dinámica, alimentado por un viento intenso, temperaturas altas y muy poca humedad.

Desde el principio en el centro regional del INFOCA en Sevilla se coordinaron medios y estrategias para contener el fuego.

Todos los medios resultaron insuficientes para doblegar un incendio que ya de entrada se intuía peligroso y complejo.

Y así ha ocurrido, un tipo incendio muy destructivo que sobrepasa los medios humanos y materiales y que una vez desatado, dependen de las condiciones meteorológicas para su extinción.

Un fenómeno que se repite, que alerta sobre la situación de los bosques y que conecta directamente con el cambio climático.

Trombas de agua que la vegetación no puede retener , un suelo más seco donde cualquier chispa prenderá sin dificultad.

España es uno de los países europeos más afectados por los incendios forestales y aunque pensemos que son algo excepcional, la estadística lo desmiente.

En Sierra Bermeja han ardido más hectáreas que todo lo devorado por el fuego en Andalucía en lo que va de temporada. Un incendio que fue sospechoso desde el principio.

Carlos Martínez Haro, un bombero almeriense de 44 años, ha muerto en Málaga mientras luchaba contra las llamas.. Pertenecía a un clase de profesionales que se juegan la vida en cada misión, aunque ni siquiera lo piensen.

Al principio de temporada estuvimos en el INFOCA, en el centro forestal de Alcalá de los Gazules. Allí vimos como estos profesionales ponen a punto el material, como entrenan para afrontar el peligro cuando llega el momento .

Al final de la jornada, la sirena daba aviso de una fuego real. Fue una de las primeras misiones de una temporada larga y difícil que no terminará hasta mediados de octubre. Imprescindible que tomemos conciencia del riesgo para evitar tragedias ambientales como la que estos días ha golpeado uno de los parajes más singulares de Andalucía.