Espacio Protegido

Árboles singulares: el cambio climático pone en riesgo el futuro de los bosques

Investigadores de la Universidad de Almería estudian los árboles milenarios de esa provincia para determinar cómo han sobrevivido a numerosos cambios ambientales.

El cambio climático está poniendo en riesgo el futuro de bosques y de muchas especies arbóreas. 

Puedes ver más noticias en Espacio Protegido y el programa completo en CanalSur Más.

CANAL SUR MEDIA 3 December 2022

Sierra de los Filabres, Almería, aquí sí ha llegado el otoño, las hojas amarillean y a lo lejos se oye el ruido del agua que emana de los calares de estas montañas que no ha visto llover desde septiembre. Parte de la sierra está sufriendo la plaga de la procesionaria que se ha hecho fuerte por el cambio climático.

Menos frío, pero con intensas nevadas en pocos días, fuertes vientos y falta de lluvia han puesto en jaque a algunos árboles milenarios, su posible desaparición, ha hecho reflexionar a investigadores del Centro de Colecciones de la Universidad ¿y si en ellos está la respuesta para sobrevivir al cambio climático? ¿En sus semillas puede estar la respuesta de cómo han soportado las inclemencias del tiempo durante miles de años?

La recolección ha comenzado por los árboles ya catalogados por la Junta de Andalucía. Hasta ahora se han recogido semillas de 19 árboles singulares de los 127 catalogados y de 9 arboledas de las 47 que se conocen.

En sus recorridos por la sierra se han llevado la grata sorpresa de encontrar más árboles milenarios de los que hay en el catálogo, como este serbal, que han registrado para un posterior estudio. Un árbol que ha sabido sobrevivir a la mano del hombre. Se encuentra en las inmediaciones de uno de los poblados mineros que salpicaban esta parte de los Filabres, cuando la minería era la principal fuente de economía de la provincia. Los pobladores de finales del siglo XIX y principios del XX cogían del monte solo lo que necesitaban.

Pero antes de la minería, la mano del hombre provocó la muerte de una gran masa forestal, la sierra sufrió el azote de la armada. Hoy, solo quedan 30 ejemplares del pino laricio que han sobrevivido gracias a encontrarse en lugar inaccesible, como este que sobresale del resto del pinar. Mientras cae la tarde y la Luna comienza a aparecer por el perfil de la Sierra, llegamos a la encina La Pena, monumento natural de Andalucía, apuntalada, sobrevive tras uno de los últimos temporales de nieve, sus semillas hasta ahora han servido para la repoblación de la sierra.

La voz de auxilio que ha dado La Pena según los investigadores se debe traducir también en una legislación que procure protegerlos de las visitas indiscriminadas. De la montaña al laboratorio, aquí se están seleccionando las semillas, estudiándolas y catalogándolas.

En esta nevera las semillas de los 127 árboles singulares de Almería descansarán hasta dentro de uno año, momento en el que se replantarán para comprobar que brotan, después, comenzará el estudio de su genética y conocer ¿qué? les ha hecho sobrevivir a las adversidades climáticas de épocas anteriores. Quizás su ADN nos de respuesta para paliar los estragos pronósticados con el cambio climático.