Cómetelo

El secreto para lograr unos picatostes crujientes por fuera, y tiernos por dentro

Para ello tan solo nos hará falta un buen pan artesano y aceite de oliva virgen extra.

Puedes ver el programa completo si entras en la web de "Cómetelo"

13 July 2021

Enrique Sánchez primeramente se hace de un buen pan del que sega tan solo una rebanada, una rebanada que corta en tiras, y que vuelve a cortar para conseguir unos daditos que no sean muy grandes.

El paso siguiente, y ojo porque es muy importante, es echar un pequeño chorro de aceite en la sartén que no sea tan abundante como cuando freímos algún alimento. Ese no es nuestro objetivo.

A continuación ponemos el aceite a calentar a fuego fuerte, pero no vamos a esperar a que se caliente. Echamos pronto los daditos de pan, que de esta forma van a tener el tiempo justo para poder absorber un poquito de aceite.

Acto seguido con la temperatura al máximo vamos esperar a que los daditos se vayan dorando, pero sin llegar a tener la textura del pan frito.

El resultado final: unos picatostes tiernos por dentro, y crujientes por fuera. 

Con esta textura van a casar a la perfección con cualquier plato, convirtiéndose así en la guarnición perfecta, sobre todo para las cremas.