Andalucía X el mundo

Juanra Fuster, un cocinero malagueño en fogones suecos

Seducido por las oportunidades laborales, dijo al quinto día de llegar: "de aquí no me voy". Aunque también nos cuenta todo lo que no se ve de su buena vida en Suecia. De momento, no se moverá y nos abre las puertas de su nuevo hogar para prepararnos un arroz con sabor andaluz.

¿Quieres ver el resto de historias? Visita la web de Andalucía X el mundo

CANAL SUR MEDIA

Juanra Fuster es un cocinero de Torre del Mar (Málaga) que llegó a Suecia para empezar de cero hace ya 5 años. Allí ha luchado con uñas y dientes para salir adelante, aunque antes tuvo tiempo de pasar por California. Sus inicios no fueron fáciles, pero poco a poco ha ido progresando y a día de hoy tiene claro que no se mueve de allí. Confiesa que le gusta el frío. Además, se ha comprado una vivienda. De hecho, su próximo desafío es aprender sueco, aunque con el inglés en hostelería es suficiente, quiere integrarse más en la sociedad local.

De ruta por Estocolmo, conocemos la Puerta Azul, símbolo de la isla de Djurgarden, que marcaba la zona reservada a la Casa Real sueca. También paseamos por Kungsträdgarden (El jardín del Rey), uno de los puntos más visitados por muchas actividades al aire libre. Y nos presenta a su amiga Valle. Ella es de La Luisiana (Sevilla). Lleva en Suecia 4 años y ha montado un negocio de croquetas y empanadillas caseras con receta andaluza. Reconoce que para emprender hace falta "mucho papeleo, pero no mucha inversión". Juanra nos descubre uno de los mercados más antiguos de Europa y referente en la gastronomía sueca, Östermalm Saluhall. Allí encontramos verdura andaluza cinco veces más cara. 

Además, Juanra nos cuenta que las condiciones laborales son muy buenas, pero aconseja que tienes que llegar al país con un ahorro. El sueldo medio es superior al de España, ronda los 29.450 euros anuales, 2.400 de sueldo neto al mes. Juanra nos explica qué es lo que valoran a la hora de contratar a un empleado. Además, el alquiler de una vivienda con dos habitaciones suele salir por 2.000 euros al mes. Él y su pareja Sandra decidieron comprar un piso. Les ha salido por 300.000 euros. 

En su hogar, nos invita a un arroz torreño con morcilla, sabor malagueño cien por cien, y para picar, una ensaladilla con receta sueca. Juanra también nos confiesa que echa de menos el tapeo, salir con los amigos de cervezas y el trato cercano.