Tierra y mar

El Condado de Huelva incorpora diferentes variedades de uva en su apuesta por los vinos rosados

Ya cuenta con el reconocimiento de calidad, se trata de un vino rosado que engrosa la carta de Denominación de Origen del Condado. 

Puedes ver el programa completo si entras en la web de "Tierra y mar".

4 April 2021

De estas cepas que están en la finca El Barredero del término municipal de Rociana, en Huelva, saldrá en muy poco tiempo vino rosado, la última gran apuesta de la Denominación de Origen Protegida Vinos del Condado.

En este viñedo se dirime también el tipo de vino rosado que saldrá de la bodega Contreras Ruiz, propietaria de esta viña. Asistimos a la tarea del injertado, una labor especializada que practican ya pocos viticultores. Injertan Garnacha en las cepas porta-injertos, una variedad que se adapta muy bien a los suelos atlánticos y que transmite al vino los minerales de la tierra.

Aunque estás variedades no están, a día de hoy, respaldadas por la Denominación de Origen, se aprobarán coincidiendo con la primera cosecha de estos viñedos. Unos vinos tintos y rosados que se prevén de gran calidad también por la técnica el injerto.

El vino rosado, que en la actualidad elaboran solo tres bodegas del marco del Condado, quedó inscrito en la lista de vinos con el distintivo de la Denominación de Origen Protegida el pasado mes de diciembre, lo que supone un fuerte empujón para aumentar su producción y venta.

En las bodegas Contreras Ruiz, los rosados se elaboran con el mismo esmero que vienen criando vinos desde la fundación de la bodega en 1883. Innovación constante en campo y en bodega con la vista puesta siempre en la experiencia acumulada.

Esta nueva generación de la bodega, la cuarta, comenzó a elaborar rosado, de color suave asalmonado hace cinco años. Responden a la demanda internacional y de jóvenes consumidores que gustan de vinos menos intensos.

Bodegas Oliveros es un referente notable de bodegueros con presencia internacional. Exporta a países del 4 continentes sus vinos tintos que se crían en la espectacular cava subterránea de 9 pozas que readaptaron hace 10 años para envejecer y afinar en botella tempranillos, crianzas y reservas.

Las ventas de vinos del Condado, al igual que en el resto de España, han sufrido en 2020 unas pérdidas del 20 por ciento al perderse el canal HORECA (hoteles, bares y restaurantes), y este año se espera un porcentaje similar. Preocupa en el sector a nivel nacional el aumento de excedentes.

La Denominación de Origen Protegida espera aumentar la formación laboral en el Condado, las ayudas al sector y recobrar las campañas de promoción con maridajes culinarios como la zalemalovers que quedó en suspenso por la Covid. La DO pretende conseguir que se asuma sin complejos el pedir un Condado por favor como se hace con otros vinos de otras denominaciones de origen nacional.