La Bienal mezcla el flamenco con otras músicas del Mediterráneo

El guitarrista turco Berk Gürman, el oudista marroquí Alaa Zouiten y la cantante Mona Boutcheback participan en la Bienal estrenando el Pabellón Hassan II como nueva sede del festival.

El intercambio cultural de artistas entre la Bienal y otros festivales mediterráneos se materializa con la participación de la bailaora jerezana María del Mar Moreno en el Festival de las Andalucías Atlánticas de Essaouira.

Redacción 11 September 2020

La Bienal de Flamenco de Sevilla siempre reconoció el gen del mestizaje en el ADN del flamenco. En el árbol genealógico de este arte universal, por cercanía geográfica y cultural, la tradición mediterránea es un pariente próximo que este año se hace presente de manera especial en la Bienal gracias a la colaboración del Festival con la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo. En esta línea ofrecerá dentro de su programación, en el marco del Pabellón Hassan II en la Isla de la Cartuja, sede de la Fundación, recitales de músicos andalusíes cuyo trabajo se desarrolla en los diálogos con el flamenco.

Así, este lunes 14 de septiembre al turco Berk Gürman, músico polifacético presenta su proyecto De Anatolia a Andalucía donde el flamenco se mezcla con facilidad con el folklore oriental más antiguo. Criado en Estambul, pero residente en Andalucía, Gürman canta, compone e interpreta a la guitarra melodías que nacen de un estilo propio.

El reconocido oudista marroquí Alaa Zouiten presenta, el 21 de septiembre, su trabajo Aficionado, un proyecto que emplea los lazos culturales siempre omnipresentes entre la tradición del flamenco y la música árabe andaluza para crear una sola experiencia escénica. Residente en la cosmopolita Berlín, Zouiten es un habitual de la escena europea donde ha probado la mezcla de su oud (laud marroquí) con el jazz, el rock, la tradición andaluza o el flamenco. En la cita con la Bienal de Flamenco, Zouiten estará acompañado por la cantante argelina Mona Boutcheback, una de las voces de world music más aplaudidas del momento. Al elenco cabe añadir la participación de Naoufal Montassere con la guitarra flamenca, Roland Satterwhite con el violín y Didier el Águila, con el bajo y las percusiones.

Por su parte, la bailaora Mª del Mar Moreno presenta el 14 de septiembre en el Teatro Central su Memoria Viva, montaje en el que la jerezana baila, con su estilo sobrio y sereno, al son del cante de Dlores Agujetas, Elu de Jerez y Saira Malena, tres cantaoras de distintas generaciones, haciendo evidente su impulso vital de desarrollar coreografías partiendo de la eterna escucha del cante flamenco. Con esta verdad, Moreno reactiva esa memoria que habita y que comparte en el imaginario colectivo de un público que ha crecido en el flamenco con ella y que puede sentirlo, como ella, en toda su plenitud expresiva. Exponente de la tradición del baile de la escuela jerezana, discípula de Angelita Gómez o Matilde Coral, Moreno ha sabido trascender y comprometerse con su tiempo dándole al flamenco nuevas claves y contextos, por lo que recientemente ha sido nombrada miembro honorífico de la Cátedra de Flamencología de Jerez. 

Con este espectáculo Mª del Mar Moreno, en virtud del acuerdo entre La Bienal y la Fundación Tres Culturas, acudirá al próximo Festival de las Andalucías Atlánticas de Essaouira, ciudad portuaria fortificada de Marruecos, antigua Mogador, que desde 2003 alberga este evento promovido activamente por la Fundación Tres Culturas a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) y la Fundación Essaouira-Mogador. La cita de Essaouira es el epicentro del diálogo intercultural, un festival en el que participan numerosos artistas de países mediterráneos para, a través de la danza, la música y el arte, reivindicar el legado común, enraizado con la herencia andaluza, de judíos, musulmanes y cristianos unidos por la cultura de la convivencia.

ES NOTICIA