El Gobierno no aplicará el estado de alarma para controlar el brote de Lleida

Sánchez, Illa y Simón han analizado la actual situación de la pandemia con más de 100 rebrotes por toda España, pero el foco de atención está centrado en Lleida y en la comarca del Segrià

El presidente de la Generalitat ha rechazado la decisión judicial sobre la paralización del confinamiento en Lleida y ha anunciado un decreto ley para imponer las medidas

El área metropolitana de Zaragoza y la ciudad de Huesca retroceden hasta una fase 2 "flexibilizada"

13 July 2020

El Gobierno descarta decretar el estado de alarma parcial para controlar el brote de casos de coronavirus desatado en Lleida porque sostiene que las comunidades autónomas disponen de las herramientas necesarias para actuar en este tipo de casos. 

En la mañana de este lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, han analizado la actual situación de la pandemia con más de 100 rebrotes por toda España. 

Preocupa el foco de Lleida y la comarca del Segrià con más de 1.400 casos positivos y donde una jueza ha suspendido esta madrugada el confinamiento individual decretado por la Generalitat, por considerar que no tienen competencias. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha desacreditado la decisión judicial y ha anunciado un decreto ley.

Fuentes del Gobierno creen que es necesario adoptar más medidas en esta zona para controlar el foco y consideran que las autonomías disponen de instrumentos para actuar sin entrar en el tema judicial. En Cataluña también preocupa los otros focos de L´Hospitalet de Llobregat, una de las ciudades más pobladas y cercana a Barcelona. 

En este contexto, el Ministerio de Sanidad está para "ayudar" en todo lo que pida esta y cualquier comunidad para atajar los focos. La Generalitat y Sanidad mantienen un diálogo constante de intercambio de información sobre este brote, y esta misma tarde se reunirán para evaluar las medidas puestas en marcha, aunque ya el presidente catalán, Quim Torra, ha avanzado que no acepta el fallo de la magistrada y tomará decisiones mediante decreto. 

El decreto ley anunciado por Torra prevé incorporar un plan  para poder actuar ante rebrotes como los del Segrià, con el  objetivo de "reforzar y ampliar" las medidas de confinamiento  adoptadas en la zona, pese a la decisión del Juzgado de Instrucción 1  de Lleida, en funciones de guardia, de no ratificarlas. 

En rueda de prensa en el Palau de la Generalitat, acompañado por  el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès, ha  rechazado la decisión judicial: "No estamos de acuerdo con esta  decisión judicial. No la aceptamos. Asumiremos las consecuencias que  se deriven, pero no puedo poner en peligro la salud de las  personas". 

VUELTA A LA FASE 2

Zaragoza y su área de influencia y la ciudad de Huesca retroceden desde este lunes a la fase 2 de la desescalada, en una concepción flexibilizada según el Gobierno de Aragón, por el incremento de casos de coronavirus detectados en estas zonas y una tendencia que se prevé al alta.

ES NOTICIA