Despierta Andalucía
Despierta Andalucía

Fermina Cañaveras, autora de "El barracón de las mujeres": "Los nazis eran proxenetas"

La autora nos explica en "Despierta Andalucía" la historia de las españolas obligadas a prostituirse en los campos de concentración nazis. 

"Hay que conseguir salir vivas para contarle al mundo lo que están haciendo aquí con las mujeres".

Ravensbrük "debería pasar a la historia como el gran campo de aniquilar mujeres y donde se ejerce violencia sistemática de género".

CANAL SUR MEDIA 22 January 2024

La autora de "El barracón de las mujeres", Fermina Cañaveras nos revela en "Despierta Andalucía" algunas de las claves de su nuevo trabajo, en el que se narra la historia de las españolas obligadas a prostituirse en los campos de concentración nazis. 

"Que la historia viva nos la cuenten en primera persona es fundamental", ha destacado la escritora al contar cómo se encontró con el testimonio de Isadora Ramírez García, una española que se exilió tras la guerra civil y acabó, por azar, en un vagón de ganado rumbo al campo de concentración de Ravensbrükc, al norte de Alemania.

"Sabíamos que en los campos de concentración había burdeles", pero Ravensbrükc se gestionó "solamente para recibir mujeres" que luego eran pasadas a todos los demás campos, formando "una red de prostíbulos", ha explicado.

Las mujeres que llegaban allí como prisioneras eran despojadas de toda dignidad, recibieron todo tipo de abusos y vejaciones. Algunas sobrevivieron al horror y parte de su pesadilla se recoge en este libro, que es fruto de un intenso trabajo de investigación.

Cree Fermina Cañaveras que se trata de una obra "necesaria para empezar a dignificar tantos nombres de mujeres que la historia se llevó por delante" y confiesa que lo narrado en el libro le ha impactado también a nivel personal, ya "no soy la misma persona", nos dice.

400 españolas estuvieron internadas en Ravensbrükc. A las mujeres seleccionadas para los burdeles se las marcaba con un tatuaje en el pecho, que indicaba la condición a la que eran destinadas, "puta de campo de concentración", ha narrado la escritora, que ha contado también que las que quedaban embarazadas eran sometidas a terribles experimentos y crueles torturas. 

Para Cañaveras la historia de su novela es una historia de resiliencia contada por algunas de las supervivientes: "hay que conseguir salir vivas para contarle al mundo lo que están haciendo aquí con las mujeres". 

"Muchas de ellas se mantuvieron en pie porque querían contarles al mundo lo que estaban haciendo allí, y por las sociedades y las familias que se generan dentro del campo, donde unas se ayudaban a otras", ha contado.

"Auschwitz ha pasado a la historia como el gran campo de aniquilar judíos", por desgracia este campo de Ravensbrük "se olvidó y debería pasar a la historia como el gran campo de aniquilar mujeres y donde se ejerce violencia sistemática de género", ha explicado la escritora, que cree muy importante "hablar sobre violencia de género en la Segunda Guerra Mundial". "Los nazis eran proxenetas, nos guste o no", y se dedicaban "a la trata", ha resaltado.

ES NOTICIA