En Almería y Algeciras, entre otros
En Almería y Algeciras, entre otros

El PP acuerda con Vox gobernar en Almería, Algeciras, El Ejido y otra treintena de municipios

Pacto del PP y Vox para los ayuntamientos donde no necesitan a Ciudadanos

 El "principio de acuerdo" permitiría revalidar los mandatos populares en ayuntamientos como el de Almería capital o Algeciras.

Además, los populares seguirían con el bastón de mando gracias a Vox en otros municipios almerienses como Roquetas de Mar, El Ejido o Adra.

7 June 2019

Partido Popular y Vox han alcanzado un principio de acuerdo para gobernar en aquellos ayuntamientos donde sumen mayoría sin el apoyo de Ciudadanos. Esto afecta a una treintena de municipios en España entre ellos la capital de Almería, Algeciras, El Ejido, Roquetas de Mar o Nerja entre otros.

El acuerdo verbal, pendiente de desarrollar y sujeto a unas conversaciones sobre programas que continuarán la semana próxima, se ha materializado en la reunión que han celebrado en el Congreso los equipos negociadores de los dos partidos, encabezados por Teodoro García-Egea (PP) e Iván Espinosa de los Monteros (Vox).

Aunque ambos no han concretado los municipios en los que podría aplicarse esta suma de fuerzas para elegir alcaldes pactados en la constitución de los ayuntamientos del próximo 15 de junio, Espinosa de los Monteros ha citado los casos de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y Almería como dos de los más emblemáticos.

Son en total 35 los lugares donde se podría aplicar este principio de acuerdo, según fuentes del PP, que han recalcado que esto no significa que haya ya gobiernos.

Además de los citados por Espinosa de los Monteros, la suma de los dos partidos sería suficiente para gobernar en Ceuta; los municipios andaluces de El Ejido, Adra, Roquetas, Nerja; y los madrileños de Majadahonda y Las Rozas.

Tras dos horas y media de reunión, el portavoz de Vox en el Congreso ha explicado en rueda de prensa que, aunque no han firmado "ningún papel", confía en que tras las conversaciones que continuarán entre los respectivos "equipos locales" fructifiquen y permitan recoger en uno o varios documentos los acuerdos alcanzados.

Más allá de este pacto a dos, Espinosa de los Monteros ha insistido en que su partido no apoyará acuerdos con Ciudadanos si la formación naranja no quiere negociar con ellos y ha señalado que no se trata de quién llama a quién sino de que haya voluntad de llegar a acuerdos.

También ha asegurado que Vox está haciendo "permanentemente" gestos de buena voluntad con Cs, al que ofrece sentarse a dialogar, y ha dejado claro que, si esta formación quiere el respaldo de Vox para entrar en las Mesas de las asambleas autonómicas, como la de Madrid, antes tendrá que negociar con ellos los programas.

Por su parte, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha considerado la aproximación alcanzada un "primer punto de partida interesante" para conformar lo que ha llamado "gobiernos de la libertad" en contraposición a "los gobiernos del cambio... a peor" que la izquierda activó hace cuatro años.

Y ha citado entre las cuestiones programáticas sobre las que el PP quiere avanzar con Vox la supresión del área Madrid Central en la capital o asuntos de ámbito autonómico como la libertad de los padres para escoger centros educativos para sus hijos, la mejora de sanidad pública o la libre elección de médico.

García Egea ha considerado además que está "dentro de la normalidad" que Ciudadanos hable con el PSOE en algunos territorios donde ya ha abierto negociaciones como el PP como es el caso de Murcia, y ha hecho notar que ve difícil que muchos aspectos del programa del PSOE tengan cabida en los postulados de Cs.

Más negociaciones

Vox y PP cierran acuerdo pero con Ciudadanos la situación se complica como en Madrid. La formación naranja plantea a Begoña Villacís como alcaldesa en la capital de España en lugar del popular Martínez Almeida.

Para la izquierda seria un error histórico y difícil de explicar que Ciudadano haga decisiva a la ultraderecha.

Las negociaciones locales se cruzan con las negociaciones de la investidura donde el gobierno aumenta la presión sobre PP y Ciudadanos para no depender de los independentistas.

El martes Sándchez se reunirá con Casado, Rivera e Iglesias a quien sigue considerando socio prioritario pero Podemos no afloja en su exigencia de gobierno de coalición.

ES NOTICIA