Tierra y Mar

El primer vivero de plantas auxiliares en Andalucía, imprescindible para la agricultura ecológica

El proyecto lo han puesto en marcha dos jóvenes biólogos y lo ha ubicado en Villalba del Alcor, Huelva.

Se trata de un proyecto agroecológico especializado en plantas que ayudan a repeler insectos, atrapar plagas y mejorar la fertilidad del suelo sin necesidad de utilizar productos químicos.

Su afán es ayudar hacia una agricultura ecológica en favor de la naturaleza y el cuidado del medio ambiente.

No te pierdas otros interesantes reportajes, entra en la web de "Tierra y mar".

21 noviembre 2021

Su vivero de plantas, en la localidad onubense de Villalba del Alcor no es nada convencional. Amantes de la naturaleza su apuesta es innovadora. Han creado el primer vivero de flora auxiliar de Andalucía con el fin de preservar los cultivos sin recurrir a productos fitosanitarios. Su huerta es un ejemplo de como cultivar alimentos frescos ,saludables y rentables económicamente.

En su vivero también disponen de plantas leguminosas que sirven para retener el suelo y fertilizarlo.  Jose Luis y Aida en su día a día en el campo no están solos. Tienen la compañía y la ayuda de unos entrañables colaboradores.  En su catálogo de venta ofertan mas de 50 plantas distintas, desde las mas conocidas como la albahaca, hierbabuena o tomillo a otras como la rascaviejas, o la menta de gato.

En sus cultivos, también, hay espacio para los agrobotiquines que son plantas que curan a otras plantas Por ejemplo si se elabora un extracto liquido, a través de una decocción se pulveriza sobre las hojas y así contribuimos a que desaparezcan hongos como el mildiu.

Aida y Jose Luis, además de vender plantas auxiliares ofrecen otros servicios como cursos teórico prácticos especializados en agricultura ecológica y asesoramiento en el control de plagas y enfermedades. José Manuel Sáez recurrió a los servicios de Flora Auxiliar cuando heredó de su tío la centenaria viña Biruli en Villalba del Alcor. 

El proceso no fue fácil ya que la tierra que hay alrededor de la cepas está muy castigada por los productos químicos que utilizan los propietarios de los terrenos colindantes.  En 1 año la mejoría de estos 300 pies de cepas ha sido notable, convirtiéndose en una pequeña isla vegetal. 

Una de las principales aves que Juan Manuel Sáez ha observado en su terreno es el Alzacola rojizo, un pequeño ave en retroceso poblacional y que según los últimos estudios se encuentra en peligro crítico de extinción. Para su satisfacción el Alzacola ha anidado este año en las crucetas de sus viñas. Ellos defienden una agricultura ecológica libre de venenos, donde la biodiversidad sea la que equilibre y fertilice los suelos.