Tierra y mar

Mala campaña de la caballa por la reducción de las capturas

Finalizada la campaña de pesca de la caballa los datos no son buenos para el sector. Entramos en una conservera de Huelva para conocer el proceso de elaboración y envasado de la caballa. La falta de caballa obliga a las conserveras a comprar en los caladeros internacionales.

Puedes ver el programa completo si entras en la web de "Tierra y mar".

24 October 2021

En esta factoría de Ayamonte que elaboran conservas, fundamentalmente, de caballa y melva, trabajan cerca de 100 personas, en su mayoría mujeres.

Su trabajo es artesanal. Resulta sorprendente la habilidad y precisión de sus manos con la caballa. Juana Martín conoce a la perfección el proceso de elaboración de las conservas. Su labor es controlar y vigilar que el pescado que llega a la factoría se transforme en un alimento listo para el consumidor de cualquier parte del mundo

La factoría está en los meses de máxima actividad industrial. La habilidad y rapidez se percibe en sus trabajadoras que con mucha desenvoltura y maestría introducen en las latas los filetes de pescado sin que se rompan. Una vez que se ha pesado, la cadena transporta las latas hasta los líquidos de cobertura. Pescado, aceite y sal son los únicos ingredientes que se emplean en su elaboración. El proceso continua con el cierre de la lata.

Un buen lavado y por ultimo con la esterilización: En un autoclave donde las latas son introducidas y sometidas a un tratamiento de alta temperatura, con el fin de destruir los microorganismo que pudiesen existir y contaminar el alimento. Las conservas ya están listas para su distribución y consumo. Este año la campaña de pesca de la caballa NO ha sido buena.

En el puerto de Ayamonte, Manuel Becerra, secretario general del consejo regulador de la melva y caballa de Andalucía nos comenta la preocupación del sector. Aunque desconoce cual es el problema, Manuel Becerra nos explica que el caladero no está mermado. Las conserveras cuando no disponen de los volúmenes de caballa y melva necesarios para mantener una producción continuada durante todo el año, se ven obligadas a recurrir a los caladeros internacionales.

Este año la falta de caballa ha encarecido el producto. La conservera ha facturado en los últimos años entre 4 y 5 millones de euros y su principal mercado es la península. Los españoles somos unos grandes consumidores de Caballa y los italianos también. El gerente de la Conservera resume muy bien como se ha dado el año para el sector.

La caballa y la melva son grandes protagonistas de la actividad pesquera de Andalucía. Desde Ayamonte, en Huelva, hasta Garrucha en Almería, muchas familias dependen de este sector que continua manteniendo la esencia tradicional y artesana.