Tierra y mar

CorSevilla obtiene el primer sello de Bienestar animal

Los ganaderos de la Sierra Morena de Sevilla consiguen el primer sello de bienestar animal otorgado por la interprofesional Interovic.

Puedes ver el programa completo si entras en la web de "Tierra y mar".

3 October 2021

Es tiempo de nacencia/parideras en las ganaderías de la Sierra Norte de Sevilla, un entorno natural privilegiado, compuesto por extensas dehesas de encinas y alcornoques. En la finca Navahonda Baja, ubicada en el municipio de El Pedroso, los partos son diarios y estos días nacerán 400 nuevos borregos. Juan Andrés y Reyes del Campo, padre e hija, son la cuarta y la quinta generación de una familia soriana que terminó afincándose en esta comarca.

Las parideras exigen mucha dedicación y trabajo, en especial con los corderos recién nacidos cuya madre no puede o rechaza amamantarlos.

Con 70 días, los borregos de esta paridera son trasladados para su posterior comercialización a la cooperativa CorSevilla, formada por 600 familias ganaderas que llevan más de 35 años comprometidas con la seguridad alimentaria, la calidad, y el desarrollo rural sostenible.

En CorSevilla el estado de los animales se ha convertido en prioritario. Aquí los corderos pasan varias semanas en esta sala de estabulación que acaba de conseguir el Sello BAIE de Bienestar Animal, otorgado por Interovic, la Interprofesional del Ovino y Caprino. Un certificado que valora sus instalaciones, la alimentación, los controles sanitarios, y la gestión del centro de tipificación y cebadero de ovinos.

El término bienestar animal designa el estado físico y mental de un animal en relación con las condiciones en las que vive y muere, también conocidas como las Cinco Libertades. Para asegurar esta calidad de vida óptima se realiza una revisión diaria de las cuadras y un vacío sanitario dos o tres veces al año. El bienestar animal reporta numerosos beneficios tanto para el ganadero como para el consumidor. La eficiencia productiva, la calidad de los productos, el valor añadido y el acceso a los mercados mejora con este tipo de certificaciones. 

En un entorno eminentemente rural, dominado por el ecosistema de la dehesa, esta cooperativa se ha convertido en un referente de la ganadería extensiva andaluza, con la calidad y la seguridad alimentaria como aliados. Prueba de ello son las cifras que maneja: 600 socios, unos 60 trabajadores y 70.000 animales comercializados anualmente, la mayoría corderos.