Tierra y mar

En Córdoba se encuentra la mayor colección de olivos del mundo, con 600 variedades

Córdoba alberga una de las mayores colecciones de olivos del mundo. Aquí se han ido atesorando desde hace medio siglo variedades procedentes los lugares más recónditos.

Un museo muy vivo, que según nos dicen, constituye un puente entre el pasado, el presente y el futuro del olivo. Pero qué utilidad tiene este banco de germoplasma.

Puedes ver el programa completo si entras en la web de "Tierra y mar".

6 June 2021

El calor aprieta en una mañana primaveral. En el olivar la flor ya ha desparecido y el fruto apenas se apunta. Estos árboles proceden de países de Oriente Próximo y se plantaron en 2013. Cada uno está identificado. A lo largo de los años la catalogación ha sido un problema que ha dado lugar a confusiones.

Una identificación que tradicionalmente se ha hecho por los caracteres morfológicos, especialmente por el fruto y el hueso. Hace ya décadas que la identificación puede realizarse de forma más precisa.

Más de 600 variedades de olivo en estas 12 hectáreas, nos cuenta Angelina Belaj, que como cualquier responsable de una colección preciada tiene su rincón favorito.

Un grupo de 18 investigadores y técnicos de varios centros del IFAPA participa en el programa de experimentación. Hay 40 ensayos de campo. Nueve líneas de trabajo. Una de ellas centrada en las densidades de plantación

Aquí en poco más de una hectárea, se sigue un método científico que permite comparar y extraer datos sobre productividad, rendimiento graso y otras variables. El agricultor puede ver así el resultado de distintas técnicas bajo el mismo clima y el mismo suelo. Un resultados que llevan su tiempo.

Más acucientes son los efectos del calentamiento global sobre el planeta y la agricultura. Por eso aquí estudian como se comportan los olivos ante distintas condiciones climáticas. El ensayo se realiza también en Tenerife para ver como los inviernos más suaves influyen en la floración

Otro de los efectos del cambio climático podría afectar al nivel de oleico. Para este ensayo es de suma importancia la recogida de variables ambientales. Ya en el invernadero nos explican el programa de mejora genética. La búsqueda de variedades que se adapten a las nuevas demandas de la ovicultura.

Las plantas tienen etiquetas de colores que representan un genotipo diferente según las distintas fases del programa de mejora. Una vez que están listas salen de la incubadora. Después de conseguir una primera variedad adaptada al cultivo en seto, El IFAPA y la universidad de córdoba han ampliado el catálogo.

Pero si hay algo que de verdad preocupe y se ha convertido en una prioridad es erradicar la verticilosis , una enfermedad que a diferencia de la xylella está muy extendida en Andalucía. Alicia Serrano es una de las últimas incorporaciones del IFAPA. Su tesis se centraba en las búsqueda de nuevas variedades resistentes a esta plaga.

El agricultor contaba ya con alguna variedad resistente a la verticilosis, que sin embargo fallaba en productividad o en calidad del aceite. Ahora se ha conseguido una respuesta plena.

La transferencia de todo este conocimiento es el objetivo final. Divulgación y cursos que la pandemia ha dejado en seminarios on line. El efecto se retroalimenta, por que también el IFAPA valora la experiencia y la disponibilidad que viene del campo.

Esta colección del olivo es una referencia internacional. Por su importancia dispone de una copia de seguridad en el centro IFAPA de Menjíbar en Jaén.

Por eso para que no se pierda ese gran patrimonio, esa reserva estratégica de un cultivo milenario piden a agricultores y enamorados del olivo que sigan aportando sus variedades locales.