Tierra y mar

El cultivo intensivo de almendros en seto se convierte en una buena alternativa para tierras de secano

Almendros y Olivos en Seto, una buena alternativa para sacar el mayor rendimiento en tierras de secano. Una alternativa que puede garantizar el futuro a nuevas generaciones del campo.

Puedes ver el programa completo si entras en la web de "Tierra y mar".

30 May 2021

El paisaje agrario de la campiña tradicional está cambiando. Lo comprobamos en el municipio cordobés de La Victoria, en la Finca Tocina, una explotación de 450 hectáreas, que comparte nombre con este hermoso y primitivo bosque de encinas que resiste el paso del tiempo. Aquí el cultivo del olivar y el almendro intensivo en seto está sustituyendo al trigo, la colza y el girasol.

La falta de agua, la crisis de precios y la amenaza de la nueva PAC está obligando al sector agrícola a reinventarse y a buscar alternativas a los cultivos herbáceos de secano que están perdiendo atractivo en los últimos años.

Un ejemplo lo encontramos en el almendro autoenraizado en seto, una innovación tecnológica desarrollada en varias fincas andaluza con el asesoramiento de Agromillora, empresa líder mundial en el sector viverístico.

Igual objetivo tiene el propietario de Las Cuarenta, una finca de secano tradicional de 200 hectáreas, situada en la campiña de Carmona, recién transformada en intensivo en seto. Ahora que se aproxima el verano y las altas temperaturas, varios tractores aran la tierra con un conquilde para cerrar las pequeñas grietas y retener la humedad del suelo.

El almendro autoenraizado en seto es una planta cultivada in vitro, que no necesita portainjerto. Su principal ventaja es la mecanización de las tareas del campo con el consiguiente ahorro de costes.

Para estos agricultores se trata de un nuevo modelo de gestión más sostenible que el tradicional. Las plantaciones necesitan muchos cuidados en los primeros años de vida, hasta que el almendro alcanza su madurez y rentabilidad.

Buscan reinventar los secanos con baja pluviometría. Una solución eficaz y sostenible a la escasez de agua vinculada al cambio climático. Son plantaciones, jóvenes, no demasiado grandes, pero con muy buenas perspectivas.