Tierra y mar

Miel renovable de abejas entre paneles solares

Las instalaciones de paneles solares en suelo rural pueden combinarse con aprovechamientos como el de la apicultura.

Tienes el programa completo en la página de Tierra y mar.

14 February 2021

En un monte público, en la falda de Sierra Morena, se encuentra este colmenar desde el que se divisa el Valle del Guadalquivir. La primera floración empieza a abrirse paso tímidamente después de las lluvias. Juan Ignacio y su hijo revisan las colmenas.

En Andalucía hay 1.800 apicultores de los que 1.250 se consideran profesionales porque tienen más de 150 colmenas. La comunidad es la cuarta productora de miel de España. De aquí salen unos 7 millones de kilos de miel al año aunque depende de la campaña. La de 2018 fue nefasta, las de 2019 y 2020, bastantes mejores, la de este año todavía no ha comenzado.

No se pueden comparar con esta miel, otros productos chinos que la imitan, invaden las estanterías de los supermercados y hunden los precios. La competencia de miel extranjera no es el único problema que tienen los apicultores. La propia especie, las abejas está amenazada por la utilización de insecticidas en el campo, plagas como la varroa o el mismo cambio climático lo que hace cada vez más difícil la tarea apícola.

Esta familia de apicultores envasa su propia miel, fabrica las colmenas y cría abejas reina como ésta a la que le han puesto un puntito rosa para que los profanos la reconozcan. Dentro de unos días la incorporarán al colmenar. En unos meses, ya avanzada la primavera algunas de las colmenas serán trasladadas a este otro enclave, la planta solar que acaba de entrar en funcionamiento. Un proyecto pionero que une tecnología con apicultura.

Con las abejas también se consigue que el polen se fije menos en la superficie de las placas. Cuando Juan Ignacio el apicultor se entero del proyecto, no lo dudó

Las abejas volarán entre las 250.000 placas solares en lo que por el momento es el proyecto más ambicioso que Endesa ha realizado en Andalucía.

La suma de las renovables y la agricultura ya tiene nombre, se llama agrovoltaica. Aquí como en tantas ocasiones las sostenibilidad y el sector primario van de la mano.