Tierra y Mar

El bodeguero andaluz, un excelente guardián

Ha sido declarado "Patrimonio Cultural e Inmaterial" de Jerez de la Frontera

Puedes ver el programa completo en Canal Sur a la Carta 

El programa se acerca a las bodegas de Jerez (Cádiz) para comprobar cómo algunos animales son los mejores ayudantes en ciertas trabajos. Es el caso del bodeguero andaluz, una raza imprescindible para el control de los roedores en las naves bodegueras, que ha protegido históricamente los vinos de la comarca de Jerez de la Frontera. El ratonero bodeguero andaluz ha sido nombrado "Patrimonio Cultural e Inmaterial" de Jerez de la Frontera (Cádiz).

Protector durante dos siglos de las barricas está íntimamente ligado al desarrollo ecuestre de la zona. Cazadores empedernidos, escaladores de primera, imbatibles al desaliento. Rasgos que les convirtieron en los mejores colaboradores para mantener libres de ratones y ratas a las bodegas, rodeadas casi siempre de vegetación, con mucha humedad.

Por su condición atlética, ágil y combativa, el ratonero ha sido desde siempre el encargado de controlar las plagas de otros animales. Más de 50.000 censados sólo en el marco de Jerez. Una raza reconocida desde el año 2000 en España pero con una enorme proyección internacional.

Jerez la ha conservado desde que llegaron con los comerciantes de vino ingleses, a mediados del siglo XIX. Eran los perros de compañía de la burguesía inglesa que finalmente se convirtió en propietaria de las bodegas. El bodeguero ratonero es andaluz y jerezano porque aquí fue donde se entendió que la raza era pura y así se ha mantenido. Ahora han dado un paso más, con el reconocimiento unánime de la ciudad.