Espacio Protegido

La restauración del suelo degragado con biocostras

Cuando fallan otros sistemas de restauración, las discretas biocostras, en las que resulta fundamental el trabajo de algunas bacterias, pueden ser la mejor solución para recuperar suelos degradados.

Puedes ver más noticias en Espacio Protegido y el programa completo en CanalSurMás.

CANAL SUR MEDIA 28 May 2022

Estamos en el paraje de las Almoladeras, puerta del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Aquí, investigadores de la Universidad de Almería están llevando a cabo la restauración de suelo degradado, una de las principales amenazas del cambio global y que en la zonas áridas como Almería, es especialmente crítica. El 45 por ciento de la superficie terrestre se encuentra en esta situación. Este grupo trabaja con biocostras frente a la restauración clásica con cubierta vegetal, que suele fracasar en los climas semiáridos por escasez de agua.

Las biocostras son estas manchas blancas que ven el suelo, formadas, entre otros, por cianobacterias, conocidas como algas verdes-azules, son un grupo de bacterias muy especiales que, hace 3.600 millones de años, cambiaron drásticamente la evolución de la vida, y mantienen la existencia actual del planeta. Las cultivan en laboratorio y después las inoculan en el suelo, para comenzar el proceso de su restauración.

En el paraje se ha establecido una parcela de control en el que se está evaluando, si reduciendo el estrés ambiental que ya se está produciendo de las zonas áridas, se facilita el crecimiento de una biocostra capaz de recuperar las funciones clave del suelo a corto plazo. Ya han visto que las biocostras, a pesar de estar adaptadas, sufren el cambio climático.

En la zona de testeo, recogen muestras de las biocostras para comprobar su estado y su evolución. Además se han creado diferentes cuadros para comprobar como se comporta el suelo tras la inoculación de las de las cianobacterias, que incian el proceso de colonización.

En la reducción del estrés ambiental, se han empleado materiales del entorno para mantener el agua, y reducir el efecto del viento. Estrategias necesarias para estudiar las debilidades de las cianobacterias, y por tanto, de las biocostras. Unos microorganismos que para los científicos pueden ser claves a la hora de establecer estrategias de gestión para minimizar el impacto del cambio climático, sobre todo en los países con climas semiáridos.

Te lo mostramos en este reportaje de "Espacio Protegido".