Final y Semifinales | COAC 2020

Coro Tócame

Dos de los más grandes autores de la fiesta gaditana impulsan a esta agrupación hacia lo más alto. La música de Julio Pardo y las letras de El Canijo convierten a este tipo, formado de instrumentos musicales, en una sinfonía de coplas. Aquí puedes ver el programa completo, en CarnavalSur.

21 February 2020

A la combinación de dos grandes autores, Julio Pardo y El Canijo, que les valió un tercer premio el año pasado con ‘Los Batallitas’, ahora se suma Julio Pardo Carrillo, el hijo del primero. Sin duda, esta agrupación es candidata para hacerse con los mejores premios del concurso.

El tipo representa diversos instrumentos, porque la vida es un gran musical. Cada etapa, desde la infancia a la madurez, tiene su canción.

Éste es un fragmento de la presentación: “Ya comenzó. / Disfruta de la fiesta. / Ya comenzó / esta animada orquesta / sin batutas ni director. / Que ser uno mismo / es lo mejor. / No sé a qué sitio / hemos venido a parar. / Cómo se llama / esta fantástica ciudad / donde la música está viva / y hasta el mar tiene compás”.

El propio Julio Pardo, con 15 primeros premios en su curriculum, explicaba en una entrevista, justo antes de la actuación del coro, que esta modalidad goza de buena salud con la incorporación de gente joven, como su hijo y que este año ha reunido a 16 agrupaciones.

ACTUACIÓN DE LA FINAL

El primer pasodoble está dedicado a defender la dignidad y la igualdad de las personas con discapacidad. El segundo, también muy emocionante, está dedicado al autor del coro, el histórico Julio Pardo, que ha tenido serios problemas de salud y no puede subirse a las tablas del teatro: "A ti, mi maestro del carnaval, tan soklo una cosa decirte quiero. / Con todo el respeto que tengo  a mis compañeros, / nos vamos a partir el alma / por luchar por un primero.

Los cuplés están dedicados a los riesgos de las webs de contactos; y el segundo, a los coches inteligentes y su adaptación a la ciudad de Cádiz.

ACTUACIÓN DE SEMIFINALES

Uno de los pasodobles, especialmente reivindicativo y emocionante, describe a una pareja de extranjeros, ella embarazada, que por necesidad ocupan una vivienda vacía y reciben las malas caras de muchos vecinos. Termina con: “...con ese niño divino, / extranjero y palestino, / que cambió su rumbo a la Humanidad. / De verdad, / sigue con tu forma de razonar / cerrando la puerta a los extranjeros / y cuando en la misa el domingo / tú reces el credo / si puedes, mira a los ojos / a Jesús el verdadero.”

ES NOTICIA