Pablo Alborán se queda sin palabras

CANAL SUR MEDIA 10 September 2020

Desde siempre se han dado plagios en el mundo de la música. Qué sorpresas nos hemos llevado con algunas de nuestras canciones preferidas que resultaron ser la copia de otra que publicó un artista que ni conocíamos en otro lugar y tiempo.

Dijo Jimmy Hendrix: "Hay personas que me imitan muy bien, de hecho copian hasta mis errores en la guitara". Si hay algo que sobresale en un plagio es la admiración por el original, por su inspiración y trabajo únicos, los del artista original que el plagiador solo puede copiar, de lejos, en sus mejores sueños. Tal es el caso de un cantante turco que ha intentado copiar hasta la portada del éxito "No vaya a ser" de Pablo Alborán, con el consiguiente enfado del artista malagueño que en su cuenta de twitter afirmaba "no tengo palabras", mientras comparte en este tuit el enlace de su videoclip y el de Erkan Erzurumlu (aunque tras el revuelo, el video de Erkan había sido eliminado de la plataforma de videos).

El propio equipo de prensa, Alborán Team, ha respondido a su tuit: "Qué poca originalidad tiene la gente, tú eres único, Pablo!".

Quedémonos con aquellas palabras del dramaturgo Jacinto Benavente que, muy probablemente se viera copiado y mal copiado al afirmar: "Bienaventurados nuestros imitadores, porque de ellos serán todos nuestros defectos". Y con la admiración que a un chico al que le queda mucho que aprender y trabajar, y pulir su trayectoria musical, que ha intentado quedarse como mérito un original que no es suyo.

Si algo sabemos en el mundo de la música es que cuesta llegar a ser un número 1. pero, sobre todo, lo que cuesta es mantenerse ahí, y sólo los auténticos artistas lo consiguen.