MOTOS JEREZ
MOTOS JEREZ

Quartararo consigue en Jerez su primera victoria y Marc Márquez se parte el húmero

Consiguió la primera posición en el global de las tres primeras sesiones del entrenamientos libres para el Gran Premio de España de MotoGP

Además, estableció un nuevo récord absoluto de la categoría al rodar en 1:36.806

19 July 2020

El francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) consiguió su primera victoria en la categoría de MotoGP al vencer el Gran Premio de España que se disputó en el circuito Ángel Nieto de Jerez de la Frontera en el que Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) se vio obligado a realizar una épica remontada que acabó a pocas vueltas del final con una fuerte caída.

Márquez se llegó a colocar líder pero todavía con los neumáticos muy nuevos y mucho peso en el depósito de combustible, el piloto de Repsol Honda salvó una primera caída, remontó hasta pelear por la segunda plaza con Maverick Viñales y acabó por los suelos dañándose el brazo derecho.

Ya antes de comenzar la carrera se produjeron dos bajas, una conocida, la del español Alex Rins (Suzuki GSX-RR) que sufrió una caída durante los entrenamientos en la que sufrió una fractura-luxación del hombro derecho que le impidió continuar en el Gran Premio de España de MotoGP, mientras que el británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V) lo fue durante los entrenamientos libres matinales del domingo.

Crutchlow se fue por los suelos de manera muy brusca y en la caída se produjo una fuerte contusión cervical que aconsejó descanso al piloto de la escudería de Lucio Cecchinello (LCR), en la que el próximo año ocupará su lugar el español Alex Márquez.

Justo en los instantes previos a la salida y en la misma parrilla de salida, se procedió a guardar un minuto de silencio por todas las víctimas del coronavirus en el mundo con una inmensa leyenda "#RacingforThem" en el centro de la pista.

Con las temperaturas en aumento, sobre todo en el asfalto, la elección de los neumáticos podía ser determinante para las aspiraciones de los principales candidatos a la victoria, si bien la inmensa mayoría optó por el compuesto duro delante y el blando detrás, salvo Maverick Viñales y Valentino Rossi, los pilotos oficiales de Yamaha, que eligieron el neumático delantero blando.

"El Diablo" había conseguido el mejor tiempo de entrenamientos, como ya hiciera el año pasado, y cuando el semáforo rojo se apagó el francés no pudo impedir que Viñales se pusiese al frente de la carrera, perseguido por Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) y el italiano Francesco Bagnaia (Ducati Desmosedici GP20), intentando hacer lo propio, aunque quien lo consiguió en apenas unas curvas fue su compañero de equipo, el australiano Jack Miller.

Maverick Viñales hizo lo que tenía que hacer, salir primero para intentar mantener el ritmo y frenar así a Marc Márquez, pero el piloto de Repsol Honda se pegó a él como una lapa y ambos comenzaron a tirar con los dos pilotos de la escudería Pramac, Miller y Bagnaia tras ellos, con Quartararo ya en la quinta posición, por delante del italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP20) y Pol Espargaró (KTM RC 16).

El español Joan Mir fue la primera víctima del ritmo de carrera, al caer en la tercera vuelta, como también Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), en la que Viñales y Márquez se enzarzaron en un duelo de adelantamientos que acabó cayendo del lado del campeón del mundo.

El golpe de efecto llegó en la quinta vuelta, cuando Marc Márquez salvó de una manera espectacular una caída en la curva cuatro que le obligó a salirse a toda velocidad a la grava aunque consiguió controlar la moto y regresar al asfalto en la decimosexta posición a ocho segundos de la cabeza, desde donde volvió a atacar para intentar recuperar todo el terreno perdido.

Viñales se quedó "sólo" en cabeza, con una ventaja de medio segundo sobre Jack Miller y Fabio Quartararo, que vio su oportunidad de irse a por la victoria tras la caída de Márquez y por ello superó al australiano en la curva de final de recta para intentar evitar que se escapase irremisiblemente el español.

En la séptima vuelta Fabio Quartararo ya estaba "enganchado" a Maverick Viñales y llevaba pegado a su estela a Jack Miller, todos ellos ya con una cierta ventaja sobre sus perseguidores, mientras que Marc Márquez era ya undécimo y rodaba un segundo más rápido que la cabeza de carrera.

Una más tarde Maverick Viñales se pasó de frenada, muy colado, en la curva de entrada a meta, y se vio superado tanto por Quartararo como por Miller, y mucho más cerca atravesaron la recta de meta tanto Francesco Bagnaia como Andrea Dovizioso, Pol Espargaró y Franco Morbidelli algo más atrás. Marc Márquez era décimo.

La elección del neumático delantero empezó a mostrarse como desacertada para Viñales, que no podía aguantar el ritmo de carrera y con Márquez protagonizando vueltas rápidas de carrera que en la decimotercera vuelta le hicieron ascender hasta la octava posición tras superar primero al portugués Miguel Oliveira (KTM RC 16) y al italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1).

Quartararo se consolidó en la primera posición, con Miller cómodo en la segunda, Viñales en la tercera, y Dovizioso aguantando como podía los ataques de Pol Espargaró, con Bagnaia y Morbidelli intentado frenar a un Marc Márquez que venía totalmente desmelenado y que en la vuelta dieciséis ya era sexto y dispuesto a cazar a Dovizioso y Espargaró, que peleaban por la cuarta posición.

A siete vueltas del final el piloto de Repsol Honda superó primero a Pol Espargaró y se "enganchó" a Dovizioso, al que superó en la última curva para atravesar la línea de meta en cuarta posición y comenzar la caza de Miller y Viñales.

No tardó mucho Márquez en adelantar a Miller, que en una ocasión le devolvió el adelantamiento, pero el de Repsol Honda no se dio por vencido y enseguida volvió a superarlo para irse a por Maverick Viñales, que era segundo en la carrera con Quartararo ya muy destacado y prácticamente inalcanzable salvo que cometiese algún error, que no se produjo.

Quien sí cometió un segundo error fue Marc Márquez cuando estaba ya tras el rebufo de Viñales, pues se volvió a caer en la curva de Mick Doohan, sin posibilidad de continuar y con claros síntomas de haberse hecho algo de daño en el brazo derecho.

La victoria de Fabio Quartararo fue inapelable, seguido por Maverick Viñales y Andrea Dovizioso, por delante de Jack Miller, Franco Morbidelli y Pol Espargaró.

Alex Márquez (Repsol Honda RC 213 V) en su primera carrera en MotoGP fue duodécimo, con Tito Rabat (Ducati Desmosedici GP19), decimocuarto.

MOTO2

El italiano Luca Marini (Kalex) dominó casi desde el principio el Gran Premio de España de Moto2 que se disputó en el circuito Ángel Nieto de Jerez de la Frontera que es su primera victoria de la temporada y la cuarta de su carrera deportiva.

Junto a Marini en el podio estuvieron el japonés Tetsuta Nagashima (Kalex) y el español Jorge Martín (Kalex), ambos compañeros de equipo en el KTM del finlandés Aki Ajo.

Jorge Martín (KTM), autor del mejor tiempo salió muy rápido y aguantó en primera posición, mientras que Arón Canet (Speed Up), desde más atrás, salió como una exhalación y en la apurada de frenada de la primera curva se pudo colocar segundo, mientras que en ese mismo punto se iba por los suelos otro de los aspirantes a la victoria, el español Jorge Navarro (Speed Up), que se tocó con el italiano Marco Bezzecchi (KTM) y no pudo evitar la caída.

Martín comenzó a tirar con fuerza delante pero tras su rebufo estaba literalmente pegado Canet, espectacular al apagarse el semáforo, y también el italiano Luca Marini (Kalex), que supo aguantar los primeros ataques del líder del mundial, el japonés Tetsuta Nagashima (Kalex), por entonces cuarto, por delante de Bezzecchi y del británico Sam Lowes (Estrella Galicia 0'0 Kalex).

El ritmo impuesto por el piloto de San Sebastián de los Reyes propició que en apenas un par de vueltas hubiese sólo cinco pilotos por delante, el propio Martín, Marini, Nagashima, Canet y Bezzecchi, con un primer grupo perseguidor encabezado por el alemán Marcel Schrotter y en el que también estaban Lowes, Remy Gardner, Xavier Vierge, lorenzo Baldasarri, Enea Bastianini y Thomas Luthi, todos ellos sobre sendas Kalex.

En la cuarta vuelta Jorge Martín se vio superado tanto por Luca Marini, que intentó tirar para escaparse sin éxito, como por su compañero de equipo Tetsuta Nagashima, aunque los "cinco" de cabeza seguían muy juntos.

El español Marcos Ramírez (Kalex), fue otro de los perjudicados de la carrera, al verse involucrado en una caída en la que se llevó por delante al tailandés Somkiat Chantra (Kalex), sin que ninguno de los dos pudiese continuar, como tampoco poco después Marco Bezzecchi, que intentaba superar a Martín para ponerse tercero.

Marini, al que le gusta rodar en solitario sin nadie que le moleste para intentar su mejor ritmo, consiguió abrir hueco poco a poco respecto a Nagashima y Martín, que no dieron su brazo a torcer y esperaron a ver si su rival cometía algún error o los neumáticos comenzaban a dar síntomas de debilidad.

Ese fue el principal problema de muchos pilotos, ya que al igual que en el caso de Bezzecchi, también Marcel Schrotter se fue por los suelos al perder adherencia el neumático delantero de su moto por el esfuerzo realizado y con las temperaturas tanto del ambiente como del asfalto subiendo paulatinamente.

A catorce vueltas del final Marini ya contaba con más de un segundo de ventaja (1,2) sobre Tetsuta Nagashima, quien tras su rebufo llevaba pegado a Jorge Martín y también a Arón Canet, con Vierge en la séptima plaza, Héctor Garzó (Kalex) decimotercero y Augusto Fernández (Estrella Galicia 0'0 Kalex), ya en los puntos decimoquinto, tras salir muy atrás (vigésimo cuarto).

Pero apenas una vuelta más tarde Nagashima protagonizó la vuelta rápida de carrera, en un claro aviso de que comenzaba la caza del líder de la competición, mientras que Arón Canet parecía dar síntomas de debilidad en su segunda carrera en Moto2 y no podía hacer nada por frenar a Sam Lowes, que le arrebató la cuarta plaza.

Nagashima no pudo neutralizar el ritmo de Marini, quien salvo por algún error en alguna vuelta, supo mantener las distancias hasta el final, mientras por detrás Sam Lowes intentaba infructuosamente alcanzar a Jorge Martín para quitarle la tercera y última plaza del podio, con Arón Canet en la quinta plaza.

Xavier Vierge (Kalex) fue décimo, con Héctor Garzó (Kalex), duodécimo y Augusto Fernández, decimotercero, todos ellos en los puntos, no así Edgar Pons (Kalex), quien se tuvo que conformar con la decimosexta posición.

MOTO3

El español Albert Arenas (KTM) ha logrado su segunda victoria consecutiva al imponerse en el Gran Premio de España de Moto3 que se ha disputado en el circuito Ángel Nieto de Jerez de la Frontera y que le consolida como líder en la más pequeña de las categorías.

Arenas esperó el momento magistral en la última curva de la última vuelta para superar "por el sitio" a todos sus rivales, entre los que John McPhee acabó por los suelos justo en ese punto al tener que forzar en exceso la trayectoria.

El japonés Tatsuki Suzuki no se dejó sorprender en el momento de la salida y aunque el italiano Andrea Migno (KTM) intentó meterse por el interior, no pudo conseguir su objetivo y así, el japonés comenzó a tirar con fuerza para intentar romper la carrera desde los primeros instantes de la misma.

El italiano Dennis Foggia (KTM) y el español Carlos Tatay (KTM), campeón de la "Red Bull Rookies Cup" duraron poco en competición pues prácticamente a final de recta se fueron por los suelos al tocarse entre ambos, sin opción a continuar al quedar las motos, que en el caso del español le llegó a golpear en la espalda y al transalpino en un costado, quedaron muy dañadas.

La primera intención de Tatsuki Suzuki quedó en eso, en una mera intención, pues Andrea Migno se pegó a su rebufo para evitar que la ventaja del nipón fuese irrecuperable.

Desde atrás, desde muy atrás, último en la formación de salida por los problemas que tuvo en la clasificación, Sergio García (Estrella Galicia 0'0 Honda) comenzó a remontar posiciones y en apenas dos vueltas ya era decimocuarto, a cola del grupo de cabeza, entre los que estaban los españoles Raúl Fernández, Jeremy Alcoba, Albert Arenas -líder del mundial-, Sergio García y Jaume Masiá, además de los italianos Celestino Vietti, Andrea Migno, Tony Arbolino o Romano Fenati.

Literalmente todos los favoritos de la categoría estaban en el "nutrido" grupo de cabeza, en el que en esos momentos el mando le correspondió a Vietti, secundado por su compañero de equipo Migno, pero sin que ninguno diese muestras de tener el ritmo suficiente como para dejar atrás al resto de contendientes.

Una vez más el numeroso grupo que se formó en la cabeza de carrera dejó entrever que el marcaje entre todos ellos iba a llegar hasta las vueltas finales, con constantes adelantamientos, y sólo aquellos que tuviesen un poco más de ritmo intentarían antes del final escaparse o, como suele ser habitual, serán los últimos metros los que definan al vencedor de la segunda carrera de la temporada, la primera de la "nueva normalidad".

Vietti se mantuvo firme en la primera plaza, aunque por detrás de él ya estaban tomando posiciones antes de llegarse al ecuador de la misma, Albert Arenas y Jeremy Alcoba, con Raúl Fernández y Sergio García un poco más atrás, quizás recuperando éste último el aliento tras el esfuerzo realizado en su remontada desde la última posición.

Pero la impresión general es que los principales candidatos a la victoria estaban agazapados a la espera de su oportunidad para lanzar el ataque definitivo.

En la duodécima vuelta Albert Arenas se puso líder por primera vez y el grupo comenzó a estirarse aunque tras su estela se puso rápido el surafricano Darryn Binder (KTM), que también realizó una buena remontada después de salir desde la vigésima primera posición.

Por entonces Sergio García recibió un duro golpe al sobrepasar los límites de la pista y recibir la sanción de una vuelta larga que le obligó a ceder algo de terreno a sus rivales y prácticamente decir adiós a los pilotos de cabeza, como también algo después le sucedió a Alonso López (Husqvarna), aunque en su caso rodaba bastante más atrás en la clasificación.

A cinco minutos del final quien tomó la iniciativa para arrebatarle el liderato de la prueba a Albert Arenas fue Tony Arbolino, y tras su estela también se coló Darryn Binder, y poco después Celestino Vietti, lo que una vez más dejó entrever que la carrera se iba a decidir en la última vuelta.

Una vuelta más tarde era John McPhee quien asumió el rol de líder, que intentó escaparse pero su intentona fue baldía, aunque entonces comenzaron a producirse los primeros avisos de sanción que, en cierta medida condicionaban el rendimiento de sus protagonistas ya que un nuevo error les obligaría a cumplir una sanción de vuelta larga en el momento más complicado de la carrera.

Jeremy Alcoba fue el primero en ser sancionado con una vuelta larga, mientras que Darryn Binder se fue por los suelos en la curva nueve cuando intentó superar a Arenas para colocarse tercero.

Diez pilotos quedaron tras la criba final y en la última vuelta, como era de esperar, comenzaron las hostilidades entre todos ellos con Arbolino líder, pero Albert Arenas superó a John McPhee, que se cayó en la última curva, y se fue a por Arbolino, al que superó magistralmente en la curva de Jorge Lorenzo, la última del circuito, por el mejor sitio de la misma, lo que le garantizó su segunda victoria consecutiva y la quinta de su carrera deportiva.

Raúl Fernández (KTM) consiguió la sexta posición final, con Jaume Masiá (Honda), décimo, Jeremy Alcoba (Honda), decimocuarto, Alonso López, decimoquinto, y Sergio García decimoséptimo.

ES NOTICIA